abc Radio

“Fue un atentado contra el Estado”. Enrique Alfaro reitera que su Gobierno no se doblegará

  • Tania Aviles
  • Martes 25 de junio de 2019
  • en República

El atentado del pasado viernes 21 de junio contra elementos de la Fiscalía por parte de grupos de la delincuencia organizada fue un atentado contra el Estado, de infundir miedo y someterlo; aseguró el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, ante ante personal de la Fiscalía del Estado a quienes les reiteró su Gobierno no se doblegará, ni se sentará a negociar con delincuentes; por lo que ya informó al Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo y al Presidente, Andrés López Obrador.

En instalaciones de la Fiscalía, el Gobernador transmitió el mensaje que dio al personal y que hizo extensivo a toda la población del estado, recordó como alcalde de Tlajomulco y alcalde de Guadalajara, “jamás y lo digo de frente y con claridad, jamás acepté dialogar con delincuentes, jamas aceptamos doblegarnos, ni jamás permití que desde el trabajo que me tocara encabezar se favoreciera a un grupo o expresión de delincuentes; porque siempre he dicho que el día que tú platicas, el día que tú negocias estas firmando una sentencia personal y condenas al estado a vivir las circunstancias en que esta consumido todo el país”, expresó Enrique Alfaro.

Sin señalar culpables dijo que Jalisco fue entregado hace muchos años al crimen organizado.

“Perdieron la vida dos compañeros; pero sobre todo, nosotros recibimos un golpe que estoy seguro la delincuencia piensa que nos va a doblar, lo que se intentó hacer el viernes no fue nada más atentar contra la vida de un compañero, el objetivo del grupo de delincuentes nos atacó a todos, era mucho más amplio, el objetivo era atentar contra la vida de muchos más elementos de la Fiscalía”, como un atentado de dimensiones nunca vistas en el estado.

Explicó que él se encontraba el pasado viernes de gira de trabajo en Chicago, una gira programada desde hace tres semanas y los delincuentes lo sabían, por lo que los hechos del viernes no fueron un ejercicio improvisado.