abc Radio


Grave crisis por el déficit de medicina

  • Tania Aviles
  • Miércoles 29 de enero de 2020
  • en República

Para atender el grave desabasto de medicamentos que impera en los diversos niveles de atención del sistema de federal de salud, asociaciones civiles de Tamaulipas plantean la urgente creación de un Fondo Emergente para garantizar la continuidad de tratamientos de millones de pacientes que hoy no saben cuál será su futuro.

El llamado es a los integrantes del Poder Legislativo, diputados y senadores, para que sean estos quienes propongan modificaciones al Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), para reasignar recursos de diversas partidas y crear esta bolsa que mantenga la esperanza de vida.

 

La presidenta de la asociación “Alianza Contra el Cáncer”, Lupita Ostos Villarreal, aseguró que “es un grito desesperado a nuestros legisladores para que se cree un Fondo Emergente de ramos donde hay recursos para poder adquirir los medicamentos de esta gente que esta padeciendo el desabasto”.

Hombres, mujeres y niños con diversos padecimientos hoy no saben cuál será el destino de sus tratamientos, con la eliminación de esquemas como el Seguro Popular, al encontrarse a la mitad de quimio o radioterapias, o están obligados a consumir fármacos de control a alto precio.

En entrevista con ABC Radio preguntó: ¿Qué pasará con una mujer o un niño de cualquier enfermedad que va a la mitad del proceso médico o que les falta una tercera parte para tocar la campana de vida?, incluso ¿Que pasrá con los nuevos casos de diabetes, hipertensión, cardiovasculares, VIH o cáncer?”

“Estamos hablando de un Fondo Emergente para poder sacar adelante esta situación, cubrir lo que está avanzando, ya que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) considera la gratuidad hasta diciembre, en tanto ¿qué va a pasar?” cuestionó la activista.

Consideró que la Ley de Salud en su exposición de motivos es buena “pero las reglas de operación no son claras, este es un grito desesperado para tomar lo mejor del Seguro Popular que era el censo médico y continuarlo hasta que el Insabi madure”.

Ostos, sobreviviente al cáncer de mama, lamentó que el Gobierno Federal asegure que sí hay medicamentos “cuando nosotros sabemos que no, y más aún que quiera echarle la culpa a un tercero como directores de hospitales, médicos, enfermeras o encargados de farmacia”.

El llamado Fondo de Gastos Catastróficos del Seguro Popular, que contaba con un techo financiero para casos como cáncer está inoperante, “cuando el de Bienestar Social es bastante robusto”

Continuó que “se ofrece un presupuesto de 40 mil millones para la salud, pero se necesitan por lo menos 169 mil millones y no creo que en el país haya un presupuesto para abarcar lo que se ha prometido de gratuidad a diciembre del 2020”

La necesidad de reformar el sistema hospitalario de la zona también fue abordado por la entrevistada quien hizo referencia en la baja operatividad del hospital “Rodolfo Torre Cantú” de Altamira y el frenado nuevo Hospital Civil de Ciudad Madero “vamos a reactivar estos hospitales donde darles atención médica como se merece la ciudadanía”.

SALUD DEBE SER PRIORIDAD

Al respecto la presidenta del Frente Derecho, Justicia y Libertad, Nuri Violeta Romero Santiago, aseguró que “un fondo catastrófico para este caso es totalmente viable y necesario, dado que la salud debe ser prioritaria”.

La activista consideró que el Gobierno Federal debe conocer las necesidades reales y no limitarse en transferir responsabilidades a gobiernos pasados y funcionarios “es un problema que pone en riesgo la vida que es el derecho primordial”.

Este llamado social se da en el marco en que las diversas fuerzas políticas como los gobernadores priistas y panistas plantean su posicionamiento ante la crisis de medicamentos en el sistema federal de salud.