abc Radio


Habrá duras sanciones contra tortilleros abusivos

José Ángel Estrada

CULIACÁN, Sin. (OEM-Informex).- Dado que no hay ningún sustento para que se incremente el precio del kilogramo de la tortilla, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) clausurará todo establecimiento que venda el kilogramo a 16 pesos, advirtió el delegado Jorge Alan Urbina Vidales.

Cuestionado sobre el tema, expuso que ya previamente se había reunido con los dirigentes de las asociaciones de tortilleros de los principales municipios, e incluso con el presidente de la Federación de los Industriales de la Masa y la Tortilla, Rafael Uriarte Quiroz.

Expuso que el argumento de estos empresarios fue que las industrias harineras, tanto Minsa como Maseca, les informaron que a partir de diciembre incrementarían el precio de la tonelada de harina de maíz, lo cual se sumaría a los incrementos que se han registrado en las gasolinas.

Sin embargo, explicó Jorge Alan Urbina, los tortilleros no han podido demostrar documentalmente la intención de los industriales de incrementar el precio de la harina de maíz.

Además de ello, expuso, se determinó que el precio de la gasolina no impacta en nada en el proceso de producción de la tortilla.

Ante ello, el delegado de la Profeco comentó que se tomó la decisión de realizar un operativo de inspección y vigilancia en las tortillerías para detectar aquéllas que estén vendiendo a 16 pesos el kilogramo de tortilla y no puedan demostrar que se les ha incrementado el precio de la tonelada de harina.

Solo si demuestran con facturas de compra de la harina de maíz que hay un incremento en el precio de ésta, entonces no se procederá a suspenderles la venta del producto.

Sin embargo, el delegado de la Profeco aclaró que hay alternativas para los consumidores y consumidoras, pues hay tiendas de autoservicio y tortillerías independientes en las que el kilogramo de tortilla se vende desde los 11 a los 12 pesos, por lo que invitó a que se acuda a comprar a estos establecimientos.