abc Radio

Héroes anónimos

  • Tania Aviles
  • Jueves 22 de agosto de 2019
  • en República

 

Valor, disciplina, honor y amor al prójimo son las principales virtudes que debe reunír un elemento que conforma el Heroico Cuerpo de Bomberos de cualquier parte del mundo, pues siempre tienen que trabajar de una manera sincronizada con sus compañeros en favor del prójimo.

Saben que el fuego no tiene palabra de honor y que en cualquier momento pueden resultar heridos eincluso perder la vida, por lo que sus sentidos siempre deben estar focalizados.

Este 22 de agosto se conmemora el Día del Bombero, por lo que es razón para recordar que Tampico tiene el honor de ser el tercer lugar donde se fundó un cuartel, un 30 de Marzo del año de 1903 y desde entonces ha funcionado de una manera ininterrumpida.

Por la agrupación de “tragahumo” han pasado varias generaciones de valientes hombres que sólo saben el momento que salen de casa, pero nunca cuándo regresarán, pues su servicio y disponibilidad deben estar las 24 horas del día.

El comandante del H. Cuerpo de Bomberos de Tampico, Juan García Hernández, destacó que “Tampico es la tercera ciudad donde se constituyó un Cuartel de Bomberos en el país, el primero fue en el Puerto de Veracruz un 22 de agosto del año de 1873, posteriormente siguió el de la Ciudad de México el 20 de diciembre del año de 1887 y orgullosamente los tampiqueños así como los residentes de la zona conurbada pueden señalar que somos reconocidos a nivel nacional, pues jamás ha dejado de prestar el servicio a la ciudadanía”.

POLIFACÉTICOS

Al paso de los años y conforme al nuevo Reglamento de Protección Civil surgido en el año de 1985 la actividad de los integrantes del Heroico Cuerpo de Bomberos porteño se diversificó, pues no sólo atacan el fuego sino también le hacen frente a situaciones extremas.

Por igual apoyan a la población en caso de un desastre natural, capturar un cocodrilo deambulando en zonas urbanas para regresarlo a su hábitat natural, rescatar a una mascota encima de un árbol, acordonar un accidente de tránsito, rescatar el cuerpo de personas que se ahogaron o suicidaron sobre el río Pánuco, playa o lagunas, en fin, situaciones diversas que deben estar listos para salvaguardar la vida y patrimonio de la ciudadanía en general.

LOS ATRAPACOCODRILOS

Los 49 elementos que conforman el Cuerpo de Bomberos de Tampico constantemente asisten a cursos nacionales en las dos escuelas que existen en el país, en Celaya, Guanajuato, y San Luis Potosí, así como en algunas partes del estado de Texas, lo que les ha valido el reconocimiento por ser unos expertos en atrapar cocodrilos cuando salen de su hábitat natural.

“No es muy normal que suceda en cualquier parte de la República Mexicana, aquí en Tampico estamos para proteger a los cocodrilos, no es una especie en común, cuando asistimos a los cursos nacionales salen a relucir este tipo de intercambio de experiencias y maneras de capturarlos, porque los compañeros de otras partes del país desean saber cómo lo hacemos, pues se enteran a través de los medios de comunicación y redes sociales y bueno nosotros aquí tenemos enfrente a la Laguna del Carpintero que es su hábitat natual”, explicó Juan García Hernández.

“EL FUEGO NO TIENE PALABRA DE HONOR”: COMANDANTE

Pero a pesar del alto riesgo que representa la captura de un cocodrilo, no se compara lo que es combatir el fuego para los bomberos y es ahí cuando la experiencia, el trabajo en equipo y el conocimiento puede llevar al éxito en la salvaguarda de la comunidad de una tragedia mayor.

El comandante de los “vulcanos” recordó el incendio de una pipa de gas el pasado 11 de febrero del presente año en un domicilio en la colonia Lomas de Rosales, cuando empleados de la empresa gasera suministraban el combustible en un tanque estacionario.

“En el caso de un cocodrilo lo que tratas de controlar se encuentra estático, ya sabes como puede reaccionar el animal, en cambio un incendio no sabés en qué momento se te saldrá de control, pues el fuego no tiene palabra de honor”, explicó el entrevistado a El Sol de Tampico.

A lo que agregó: “Ponemos el ejemplo del incendio de la pipa de gas en la colonia Lomas de Rosales, pues no sabíamos a qué temperaura estaba el tanque, la cantidad de combustible que guardaba la pipa, qué otro tipo de aditamentos de combustible existían dentro de las casas incendiadas, mucho menos dentro de los vehículos que también ya estaban siniestrados, sólo sabíamos que hay un incendio, por lo que tuvimos que seguir un proceso y un procedimiento para empezar acercarte, pues no sabes en qué momento podía estallar cualquiera de esos tanques”.

En ese incendio, por fortuna, no hubo ninguna baja, gracias a que todos participaron de una manera coordinada a favor de controlar y extinguir el fuego.

Otro ejemplo que citó el entrevistado fue el incendio de un local comercial en Plaza Crystal, en la colonia Lomas del Naranjal en mayo pasado “todos pensamos que era en la peluquería pero el fuego se había originado en un local de zapatos aledaño, lo que eleva el riesgo porque no está localizado y no sabes en qué momento pueda tomar oxígeno y estallar.

Es en esos casos consideró el experimentado comandante García Hernández “el fuego no tiene palabra de honor, es más traicionero en ese tipo de situaciones, siempre debes estar atento, si tú le das un motivo y no haces el procedimiento de trabajo en equipo puedes quedar ahí”.

Lo antes señalado son situaciones que pueden enfrentar los Bomberos en cualquier momento de servicio y eso los hace ser “heroicos” y “valientes” ante cualquier emergencia que se les presente.

En los más de 30 años que tiene en el servicio Juan García no ha visto caer en el cumplimiento de su deber a un compañero de guardía o un elemento a su mando.

“No me ha tocado ver caer a uno de mis compañeros, ese es el trofeo de todos los que estamos en Bomberos, desde el más nuevo hasta el de más años de experiencia, todos vamos juntos y regresamos juntos, con lesiones menores, un raspón, torcedura de tobillo, lesiones propias que realizas durante el combate de un incendio, pero todo lo anterior es el constante entrenamiento y con los estudios, desde cómo utilizar los equipos de protección personal, cómo hacer las prácticas o maniobras”, puntualizó el comandante Juan García Hernández.