abc Radio

Inicia masiva deportación

  • Tania Aviles
  • Martes 16 de julio de 2019
  • en República

El Sol de Tampico

Capturados en ciudades como Carolina del Norte, Colorado, Nueva York, Virginia o cualquiera de Estados Unidos, son entregados al Instituto Nacional de Migración (INM) en los puentes internacionales de ciudades fronterizas como Matamoros, en Tamaulipas.

Alejandro García, de Tlalnepantla, Estado de México, formó parte del grupo de aproximadamente ochenta adultos connacionales repatriados este lunes por el Puente Nuevo, en la frontera tamaulipeca.

Su historia es como muchas donde asegura que las redadas del gobierno de Trump comenzaron hace varios meses y no este fin de semana, vulnerando los derechos fundamentales de los migrantes multinacionales.

“Te buscan en partes vulnerables, en tu casa, en centros comerciales, donde vas a comprar comida o en tu trabajo”, dijo a El Sol de México apenas ingresó al país.

De los aproximadamente ochenta repatriados que ingresaron alrededor de las 13:00 horas del lunes por la frontera de Tamaulipas la mayoría aseguran contar con permisos DACA -Acción Diferida para los Llegados en la Infancia-, TPS -Estatus de Protección Temporal- o visa de trabajo que no fueron respetadas por el Gobierno estadounidense.

“Sí, nos agarran por una infracción de tránsito, lo reconozco, pero las condiciones son muy severas”, dice el connacional camino al Módulo de Repatriación Humana del INM en Matamoros.

La actuación es prácticamente cazar a migrantes por medio de todos los cuerpos de seguridad, “el Gobierno no está diciendo que cada policía -sea tránsito, de la Corte o Estatal-, se está convirtiendo en agente de ICE -Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos-, porque cuando te detiene ese policía y te lleva a un juez por defaul te lleva a un agente de ICE, eso no lo están diciendo”, expuso el deportado.

El atropello es desde el primer momento al no estar la mayoría identificados o con uniformes, “todo el tiempo, no te dejan ver su placa hasta que ya te tienen cercado, por decirlo de una manera, tú te los topas de frente y piensas que es un agente común y corriente, no haces nada, regularmente nosotros traemos una visa o un permiso de trabajo, pero si tú estás en tu casa haciendo de comer y llegan y te sacan ni siquiera te dan oportunidad de meterte a apagar lo que estás cocinando, eso es un riesgo si hay niños adentro, ellos no pueden entrar y lo están haciendo en cuanto abres la puerta de la casa”.

Pero el viacrucis apenas empieza en ese momento para los detenidos ya que son canalizados a los centros de detención de ICE que están a su máxima capacidad, “te ponen a dormir en colchonetas delgadas sobre piso, con aire acondicionado a todo lo que da, con una cobija que no sirve de nada”.

Alejandro ingresó a Estados Unidos con visa de trabajo en julio de 2018, misma que venció en noviembre de ese año, por lo que comenzó el trámite de actualización “pero como están tardando no lo quieren dar, esa parte es donde todo mundo está vulnerable esperando una nueva visa o un nuevo TPS o DACA”.

Los migrantes son reducidos a condición de delincuentes “totalmente, así te tratan, te esposan, te maniatan, no te dejan siquiera expresar tus necesidades fisiológicas de acudir, tienes que acomodarte a sus tiempos y horarios, no hay un respeto a tu integridad”.

Pero estas detenciones no comenzaron el fin de semana pasado como anunció Donald Trump ya que entre los connacionales repatriados llevan hasta ocho meses ingresados en estos centros de reclusión ICE.

PEDIR PERDÓN

Pese a la situación que ha sufrido Alejandro, como muchos, tiene previsto regresar a Estados Unidos por “la necesidad de trabajo, sí, hay que pedir perdón y muchos trámites para una nueva visa, pero la mayoría que no tiene visa o está en trámite es una tarea titánica”.

En su experiencia personal Alejandro llevaba tres meses detenido primero en el Centro de Virginia, después en Charlotte, Carolina del Norte y finalmente en Stewart en Lumpkin, Georgia, impidiendo a la familia en México saber en dónde se encontraba.

En estos centros esperan ser entrevistados por un juez “para que de cierta manera no se vulneren tus derechos, porque ellos no te pueden deportar sin ver a un juez, pero puedes tardar meses en verlo, en condiciones infrahumanas”

Este lunes llegaron dos autobuses a Brownsville con unos 70 deportados, entre ellos muchos landscape o encargados de mejorar el entorno de ciudades estadounidenses, entre ellos jardineros, reparadores de techos, pisos y obreros en general.

Caminan hasta el centro Repatriación Humana, algunos bromeando y otros cabizbajos, preguntando por una casa del migrante, sin sospechar que estas se encuentran al tope de su capacidad y muy difícilmente los podrán atender.

También regresan

a menores de edad

Matamoros, Tams.- Un reducido grupo de por lo menos tres menores de edad repatriados ingresó la mañana de este lunes por el puente internacional de Matamoros.

Alrededor de las 11:15 horas la unidad del Instituto Nacional de Migración (INM) llegó a toda velocidad hasta el llamado Puente Nuevo a la altura de la “Plaza de Peaje Matamoros”.

El personal de Migración caminó hasta mediaciones del puente donde le fueron entregados los menores de edad por personal de la Customs and Border Protection (CBP) a autoridades mexicanas.

Caminando llegaron hasta la unidad del INM, de ahí los trasladaron al puesto de Repatriación Humana donde permanecieron unos minutos y posteriormente, por ser menores de edad, al centro de cuidado.

No se precisó si esta repatriación es producto de detenciones efectuadas el fin de semana en ciudades de Nueva York y Colorado, o forman parte de aseguramientos previos a las redadas masivas anunciadas por Donald Trump.

Se espera que este día se realicen más deportaciones de connacionales adultos por la zona de migración de Matamoros, aunque no se ha precisado la hora en que ingresen a territorio nacional.