abc Radio


Acribillan a familia en plaza comercial, eran agentes ministeriales

  • Domingo 17 de septiembre de 2017
  • en Justicia

Una pareja de agentes ministeriales y su hijo fueron ejecutados por sicarios en el estacionamiento de una de las plazas comerciales más concurridas de Cancún, generando pánico entre cientos de personas que paseaban la tarde-noche del domingo por este lugar.

Se trata de los agentes ministeriales Julio César Durán  “Chilango”, comandante de Playa del Carmen y su esposa Alia Shagreel Lugo Leal, comandante de atención contra la mujer, asignada también a Playa del Carmen, así como su hijo, quien perdió la vida en el trayecto al hospital.

Los agentes de la Fiscalía de Quintana Roo fueron acribillados en el estacionamiento de la Gran Plaza, ubicada sobre la avenida NIchupté, en la supermanzana 51 , de varios disparos incluyendo el llamado “tiro de gracia”.

Al momento del ataque, cientos de personas abandonaron la plaza, mientras que otras se refugiaron en los diversos locales y algunas más se aventaron al piso con tal de salvar su vida.

Cabe mencionar que el sábado, el agente apodado “Chilango”, había recibido una amenaza de muerte en una narcomanta que apareció en Playa del Carmen.

De inmediato la policía municipal activó el llamado Código Rojo, acudiendo al lugar elementos de la Secretaría de Marina, Secretaría de la Defensa Nacional, Policía Ministerial, Policía Municipal, Policía Estatal, Policía Federal, siendo sitiada la plaza por las autoridades.

Por su parte, la Policía Municipal realizó recorridos de vigilancia junto con la Policía Estatal, mientras que la Policía Federal, Ejército y Marina se encargaron de resguardar los alrededores de la plaza.

Peritos criminalistas llegaron más tarde al lugar de los hechos para procesar el lugar, a un costado de los cuerpos localizaron varios casquillos percutidos, al parecer de armas largas, los cuales aseguraron como evidencias, posteriormente comenzaron a analizar los cuerpos y finalmente realizaron el levantamiento de ambos trasladándolos al Servicio Médico Forense (Semefo), para la necropsia de Ley.

 

 

 

 

/dec