abc Radio


Bandas invaden predios en el municipio de Tzompantepec

  • Sábado 4 de agosto de 2018
  • en Justicia

Tlaxcala.- Las personas que por necesidad se adueñaron de una vivienda abandonada en el fraccionamiento “Los Girasoles”, en el municipio de Tzompantepec, se han convertido en un peligro para el resto de los residentes.

Decenas de paracaidistas que llegaron ahí en 2012 a comprar a bajo costo una casa de interés social abandonada por sus dueños, han hecho del robo a casa-habitación y automóviles su modus vivendi.

Habitantes del fraccionamiento comentaron a OEM que los paracaidistas se han convertido en delincuentes, que no conformes con desvalijar casas abandonadas, desde el año pasado han cometido robos a viviendas que sí tienen dueño, hurtos de automóviles y que a todo eso se suman las amenazas de muerte en caso de denunciar lo que sucede.

Roban de todo, dicen algunos vecinos, el cobre de la instalación eléctrica, los muebles de baño, de cocina, puertas y ventanas, bombas de agua, boilers, tinacos de agua y hasta los apagadores, en fin, todo lo que “esté a su alcance”.

Al interior del fraccionamiento del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) han surgido varias bandas de paracaidistas delincuentes que operan desde las casas en donde viven y en donde guardan lo que hurtan, comentaron los residentes.

Añadieron que en algunos casos se trata de personas que obtuvieron su libertad del Centro de Inserción Social, que ahí formaron su familia y que actualmente usan a sus hijos como halcones.

Mencionaron que ya lo hacen a cualquier hora, que han llegado a tal desfachatez que acarrean lo robado a plena luz del día, incluso ante la complacencia de los policías municipales de Tzompantepec quienes argumentan no poder frustrar el delito, ya que no existe una denuncia del dueño, porque si la hace un vecino no es válida.

ACUSAN CONTUBERNIO DE LA SEXTA REGIDORA

Recordaron que en ese entonces (2012), por conducto de dos personas que a la fecha siguen con la práctica, inició la compra-venta de las viviendas en abandono.

Poco tiempo después también comenzó el alza en los robos.

Explicaron que Dominga Rodríguez Salamanca, sexta regidora en el ayuntamiento de Tzompantepec, fue la autora de la venta de casas a paracaidistas, y que en abril de 2012 llevó a vivir al fraccionamiento a habitantes de la colonia Nuevo México que meses después, tras la detención in fraganti de algunos de sus hijos que cometían robos, se retiraron del sitio.

Indicaron que en ese momento la ahora servidora pública lo hizo apoyada de un abogado del Infonavit que tiempo después fue despedido presuntamente por actos de corrupión.

Opinaron que como esas prácticas no fueron sancionadas ni por el Infonavit, ni por el gobierno municipal, a la venta de viviendas abandonadas se sumó la señora

Araceli N. quien argumentó ser integrante de El Barzón.

Molestos, también acusaron que ninguna persona de quienes habitan las más de 100 casas abandonadas paga los servicios básicos como el predial, luz y agua potable. Por todo ello, promovieron una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del estado en contra de la regidora.