abc Radio


Con lágrimas y sentimiento de impotencia, familiares dan último adiós a linchados en Puebla

  • Viernes 31 de agosto de 2018
  • en Justicia

Puebla.- Con lagrimas en los ojos y el corazón desgarrado, familiares y amigos despidieron a a Alberto Flores Morales y Ricardo Flores Rodriguez, los dos hombres asesinados a manos de pobladores de Acatlán cuando fueron falsamente acusados de lincuentes.

¡Queremos justicia!, fue el clamor de los padres del joven quemado vivo, que hoy se sabe era estudiante de Derecho en Veracruz y cuya novia llegó hasta tierras acatecas para decirle adiós.

Así alrededor de las 11:00 horas dos ataúdes, uno blanco y otro gris salieron de una de las viviendas de Tianguistengo, poblado de donde eran originarias las víctimas, al frente de ellos una corona de flores y decenas de personas que acompañaban los cuerpos a su última morada, atrás, la tambora y las trompetas.

Cánticos religiosos se entremezclaban con rezos, llanto y en ocasiones solo silencio. Así avanzaron por las calles del pequeño poblado para luego continuar por la carretera que conduce a Acajete y posteriormente llegar a la iglesia del lugar en donde el sacerdote ya los esperaba para oficiar misa en honor a ellos.

"Quiero cabeza del presidente municipal porque él es el responsable de la muerte de mi hijo y de mi cuñado", sentenció Rosario Rodríguez, la madre del joven linchado, y quien con la voz entrecortada preguntaba, una y otra vez ¿por qué me lo mataron? ¿por qué (las autoridades) los dejaron?

Por su parte, el padre del joven y hermano de otro hombre asesinado recriminó que por este acto de barbarie hoy una pequeña se queda en la orfandad.

Los hechos

Este jueves se dio a conocer que los sujetos linchados en Puebla no eran robachicos como se había informado, sino que se dedicaban a labores del campo.

Alberto "N", de 56 años, y Ricardo "N", de 21 años, fueron quemados vivos por pobladores de Acatlán de Osorio, Puebla, quienes los acusaban de intentar robar a dos menores de edad.

undefined

Los hechos se registraron minutos antes de las 16:00 horas de este miércoles, cuando los habitantes ingresaron a la penitenciaría y sacaron a los hombres del lugar para luego prenderles fuego vivos.

Decenas de personas aplaudían que los quemaran vivos

Decenas de personas aplaudían y presenciaban el linchamiento, y cuando confirmaron que se encontraban sin vida, varios pobladores se dirigieron a prender fuego a la camioneta en que viajaban los sujetos.

Ante los hechos, la Fiscalía General del Estado abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado.

undefined

Familiares de campesinos exigen justicia

Luego de darse a conocer la noticia, familiares de las personas muertas arribaron al lugar, mismos que al ver los cuerpos exigieron justicia.

Explicaron que los acusados eran campesinos de la comunidad de Tianguistengo y que fueron a hacer un mandado a la comunidad de San Vicente Boquerón.