abc Radio


Joven del Camaro se autosecuestra, quería dinero de la familia de su esposa

  • Miércoles 29 de noviembre de 2017
  • en Justicia

El caso de Jorge Hernández, el propietario de un Camaro color amarillo con franjas negras, que había salido de su domicilio para vender y desapareció inexplicamente dio un viraje en las últimas dos horas luego de que las autoridades lo interrogaran y concluyeran que todo se trató de un autosecuestro para obtener dinero de la familia de su esposa.

La Fiscalía General del Estado de Puebla informó que la supuesta no localización de Jorge N., fue un hecho simulado para obtener dinero de la familia de su esposa.

Jorge Hernández, el joven presuntamente desaparecido ayer por la tarde y cuyo lujoso auto Camaro que iba a vender, hoy fue localizado en inmediaciones de Africam Safari, luego de que trascendiera escapó de sus secuestradores, quienes pedían rescate de cuatro millones de pesos.

extraviado-venta-autos-3.jpg
 

Según las primeras versiones la víctima aprovechó un descuido de sus presuntos captores, quienes inicialmente lo tenían en un domicilio del exclusivo fraccionamiento de Lomas de Angelópolis, y hoy lo pasaron a una casa de seguridad en Amozoc de Mota, de donde se escapó, a pesar de que lo tenían encadenado.

camaro-puebla-desaparecido.jpg
 

Se encuentró sano y salvo y en estos momentos y declaró lo ocurrido en instalaciones de la Fiscalía General del Estado, para aportar más detalles de los delincuentes que no lograron su cometido.

La historia comienza cuando Jorge J. Hernández salió de su domicilio la mañana de este martes, alrededor de las 10:30 en un automóvil Camaro, amarillo con franjas negras y placas de la CDMX con la intención de venderlo.

extraviado-venta-autos.jpg
 

Al notar la ausencia del joven, sus familiares reportaron ante las autoridades la desaparición, lo que provocó que se movilizaran cuerpos policiacos.

Esta mañana fue localizado sobre la carretera a Valsequillo el Chevrolet Camaro de Hernández, al lugar acudieron policías municipales, estatales, ministeriales y federales, para resguardar la zona y esperar a servicios periciales para poder hacer una inspección al lujoso carro.