abc Radio

Contradicciones entre familiares y la PGJ en caso de Daniela

La desaparición ocurrió el 18 de mayo, cuando terminó su turno en una pizzería de Xochimilco

La Prensa y Manuel Cosme | El Sol de México

Entraron en contradicción familiares de la joven desaparecida Daniela Ramírez -que dijeron haber reconocido su ropa- con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, la cual informó que encontró identificaciones que no coinciden con la joven de 18 años.

En un mitin realizado frente a las instalaciones de la PGJ, un hombre, quien dijo ser familiar de Daniela afirmó que las partes de un cuerpo encontradas sí son de la víctima y ya que la familia se basó en la dentadura, así como la ropa que portaba.

El sujeto estuvo acompañado de un grupo de feministas y criticó que la Fiscalía de Investigación para Personas Desaparecidas negó el acceso a la carpeta de investigación a los parientes de la joven.

A su vez, Ernestina Godoy, titular de la PGJ, reconoció que por el momento no se está en condiciones de afirmar si los restos recuperados en Parres pertenecen o no a la joven desaparecida.

Agregó que las pruebas periciales de genética y ADN, odontológicas y antropológicas tardan de 10 a 15 días y precisó que en el lugar se encontraron documentos de identidad, pero ninguna de Ramírez Ortiz.

Cabe destacar que el reconocimiento hecho por la familia fue a través de fotos, pues en ningún momento han visto las pruebas físicamente, ni tenido acceso a la carpeta de investigación.

ASÍ OCURRIÓ LA DESAPARICIÓN

Daniela salió el viernes 18 de mayo de su trabajo en una pizzería de la alcaldía de Xochimilco, tomó un taxi, pero en el transcurso envió un mensaje de auxilio a un amigo porque la llevaban por un rumbo desconocido, luego nadie más supo de ella, por lo se desató una búsqueda por redes sociales; pero la Procuraduría no tiene idea de dónde puede estar.