abc Radio


Crece violencia por drogas y huachicol en Guanajuato

  • Miércoles 29 de agosto de 2018
  • en Justicia

IRAPUATO, Gto.- Guanajuato ha tenido un inicio de semana violento. Tan sólo durante lunes, martes y ayer 37 personas fueron asesinadas, entre los casos fue localizado un cadáver embolsado y con huellas de haber sido muerto a balazos.

Guanajuato se ha convertido en un escenario en donde dos grupos delictivos se están disputando el territorio para poder ejercer la venta de droga y el robo de hidrocarburo.

De acuerdo con el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre, 80% de los homicidios dolosos ocurridos en la entidad se deben a los delitos de robo de hidrocarburo y venta de droga en los que han incursionado dos grupos delictivos.

2018 ha sido un año violento para el estado. De acuerdo con la organización Semáforo Delictivo, cuyas cifras que presenta mensualmente son con base en la información que publica también cada mes el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a julio han sido aperturadas mil 347 carpetas de investigación por el delito de homicidio doloso; sin embargo, esta cifra no revela el número total de víctimas de homicidio, pues en una misma carpeta de investigación pueden estar concentradas una o más víctimas de homicidio.

Organización Editorial Mexicana publicó que el propio gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, reconoció que la violencia en el estado se ha disparado, pero que la entidad sólo es un reflejo de lo que está sucediendo en el país y donde la impunidad juega un papel fundamental en esta situación.

“Significa obviamente que es un problema que tenemos a nivel nacional, un tema de impunidad, un tema donde las leyes no nos ayudan, un tema en el cual tenemos la presencia de delitos del orden federal que son los que más lastiman y los que están relacionados con los homicidios dolosos”, declaró.

Miguel Márquez dijo que si bien los homicidios dolosos son un delito del fuero común, la mayoría de los que se han registrado en el estado tienen un origen en delitos del fuero federal, como portación de armas de fuego, venta de droga y robo de hidrocarburo.