abc Radio


En una semana jueza decidirá salida de Lyle a México

Los abogados del actor solicitaron que se le permita viajar a México

MIAMI. La defensa del actor mexicano Pablo Lyle, acusado de homicidio involuntario por la muerte de un hombre al que golpeó en una discusión de tráfico en Miami, reclamó a la justicia que se le permita viajar a México mientras se resuelve una apelación que presentaron.

Lyle, de 33 años, compareció en su primera audiencia con la jueza Marlene Fernández-Karavetsos, que asumió el caso antes llevado por el juez Alan S. Fine, quien en septiembre pasado rechazó aplicar a favor del actor una ley de defensa propia de Florida.

Los abogados de Lyle apelaron esa decisión, pero la Justicia aun no se ha pronunciado.

Los abogados Bruce Lehrer y Phillip Reizenstein argumentaron ante la jueza que después del incidente del 31 de marzo pasado en el que Lyle golpeó al cubano Juan Ricardo Hernández, de 63 años, el actor estuvo en México y regresó como se había comprometido a hacerlo con el juez que le concedió entonces el permiso para viajar.

Hernández murió en un hospital cuatro días después de haber sido golpeado por Lyle, lo que agravó el caso para el actor, que lleva en arresto domiciliario en Miami, con grillete electrónico y sin pasaporte desde el 9 de abril de 2019.

La Fiscalía manifestó ayer su desacuerdo con que viaje a México por temor a que no regrese.

Sólo queda esperar a que se pronuncie Fernández-Karavetsos, quien en la audiencia preguntó por el estatus migratorio del actor y sus abogados respondieron que tiene visado de turista.

Lyle, con pelo corto y barba, se mostró serio durante la audiencia, que duró menos de media hora.

El actor, quien fue detenido ese 31 de marzo quedó en un primer momento en libertad condicional con una fianza de cinco mil dólares, pero tras la muerte de Hernández, fue acusado de homicidio involuntario y cumple arresto domiciliario.