abc Radio


¡Feroz ataque! Perros pitbull destrozan a anciano

  • Viernes 9 de marzo de 2018
  • en Justicia

PUEBLA.- Con heridas en pecho, piernas y desprendimiento de piel en un brazo, acabó un hombre de 68 años de edad, tras sufrir el ataque de dos perros pitbull afuera de su domicilio, en la colonia San Antonio Arenillas, perteneciente a la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán.

El dueño de los canes y vecino de la víctima, hasta ayer no se había responsabilizado de los daños, aseguró una hija del hombre de la tercera edad, quien exige a las autoridades que hagan lo conducente, ya que el dueño de los animales, en diversas ocasiones ha presumido de ser intocable y tener “contactos”, situación por la que incluso ahora los denunciantes temen sufrir alguna represalia.

Familiares del herido, es decir, de Guadalupe Hernández Meño, dijeron que todo ocurrió el domingo pasado, entre las 17:00 y 18:00 horas, afuera de su domicilio. Carmen Hernández, hija del sexagenario, narró que aquel día, su padre y su madre habían regresado de Tecali de Herrera de donde son originarios; después de comer, su progenitor escuchó ladrar a los perros y, ante el clima de inseguridad en la zona, salió a ver qué es lo que pasaba; sin embargo, el hombre se encontró con dos perros pitbull, cuyo dueño vive enfrente, pero en ese instante no estaba.

Con piedras y con todo lo que pudo, Guadalupe se defendió del ataque canino; solo uno se ahuyentó, no sin antes dejarle al hombre mordeduras en el pecho y en ambas piernas, según lo narrado por Carmen, quien señaló que el otro animal no desistió del ataque. Incluso, una vez que logró morder el brazo izquierdo de su padre, lo jaló y arrastró por la calle.

A decir de los entrevistados, fueron los propios vecinos de la zona quienes intervinieron y ayudaron a Guadalupe. El señor terminó con varias heridas, una de ellas de consideración: la mordedura del brazo izquierdo, donde tiene un desprendimiento severo de piel. Una vez en el lugar, las hijas de la víctima decidieron llevar por sus propios medios a su padre hacia la clínica del IMSS de la unidad habitacional La Margarita, ya que –acusaron-, tras una llamada al 9-1-1, los operadores les indicaron que no había ambulancias disponibles, incluso enviaron una patrulla pero los uniformados llegaron después de más de una hora.

Carmen señaló que en el trayecto a la clínica se encontraron con Gaudencio “N”, dueño de los perros y a quien le manifestaron lo sucedido. Pese a lo anterior y a que inicialmente el sujeto se comprometió a responder por los hechos, es la hora en que este hombre no ha buscado a la familia del agraviado. Peor aún, según los declarantes, se esconde de las autoridades de Protección Animal, así como de la Fiscalía General del Estado, dependencias en las que ya se interpuso y se dio inicio a un oficio o carpeta de investigación.

En cuanto a la víctima, el hombre de 68 años de edad, tras haber sido atendido en la referida clínica, fue trasladado al hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, donde sigue internado. El próximo lunes, los médicos lo someterán a una cirugía de injerto de piel. En ese sentido, a decir de la hija de Guadalupe, su padre corrió con suerte al sobrevivir al ataque y al no presentar hasta ahora, daños en los tendones.

La familia del afectado pide que el dueño de los perros se haga responsable de lo sucedido y que las autoridades hagan lo que corresponda, ya que en ocasiones anteriores, estos canes se han escapado de la casa de su dueño para pelearse con otros perros hasta matarlos. Consideraron que representan un peligro para los colonos, ya que cerca de donde se encuentran los perros hay una primaria y un kínder. Incluso hasta ahora se desconoce si los pitbull cuentan con todas la vacunas.

Por último, los entrevistados dijeron temer por su integridad, ya que Gaudencio, indicaron, es un vecino prepotente y agresivo, por lo que esperan no sufrir algún tipo de represalia luego de hacer público este caso.