abc Radio


Pruebas en caso de estudiantes cineastas en Jalisco se deben analizar otra vez

El ácido sí puede disolver cadáveres pero con una molécula del cuerpo humano, puede identificarse hasta un incinerado: Dr. Alejandro Varela.

“Dependiendo del ácido, sí se pueden disolver cadáveres, incluso los huesos; pero siempre queda algo. Con una molécula del cuerpo humano, puede identificarse hasta un incinerado”.

Y en el caso de los tres estudiantes de cine, desaparecidos en Tonalá, Jalisco, “sí existe la cadena de custodia, el embalaje adecuado en la participación de esos indicios, podemos sacar mayores aportaciones científicas de las ciencias forenses”.

Así lo afirmó el doctor Alejandro Varela Sánchez, perito del Poder Judicial de la Federación y del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

En entrevista en el marco del Primer Simposium Nacional de las Ciencias Forenses “La importancia de las Ciencias Forenses en los Juicios Orales”, en el Senado de la República, sobre el caso de los tres estudiantes desaparecidos en Tonalá, dijo además:

“Tenemos que sacar el ADN y ver sí realmente corresponde a esas personas para determinarlo con certeza. Hay que llevar a cabo también una investigación respecto a los dictámenes periciales, saber si fueron llevados a cabo con la metodología científica correcta”.

Sostuvo que la conservación de los tambos y de los líquidos es lo se necesita para ser analizados por un especialista nacional o la participación de peritos extranjeros de los países adecuados.

Comentó que el apoyo de peritos extranjeros puede solicitarse de parte de los ofendidos. “Realmente sí se tiene la cadena de custodia adecuada, puede ser analizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por su departamento pericial”.

Expresó el especialista que en México “contamos con la tecnología de las Ciencias Forenses para llevar a cabo esta investigación. En este caso, deben entrar el antropólogo forense, el químico de ADN, para llegar a una solución jurídica adecuada”.

A su juicio y desde su punto de vista, se deben examinar de nueva cuenta las evidencias, los indicios, respecto de esas personas.

Señaló que no hay una evidencia contundente. Eso es lo que dicen. “No he tenido oportunidad de participar en este asunto. Sería cosa de solicitar una nueva aportación pericial”.

Consideró que un antropólogo forense es fundamental para este tipo de investigación, para el análisis de la somatología del cuerpo humano.