abc Radio


Reportes tardíos derivan en linchamientos

  • Jueves 31 de agosto de 2017
  • en Justicia

Los recientes linchamientos en Puebla en contra de presuntos delincuentes se debieron a que las autoridades municipales no reportaron con la velocidad que se requería lo que estaba sucediendo en los lugares donde se presentaron estos casos, acusó el secretario General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano.

Explicó que el año pasado las autoridades estatales y municipales, con el apoyo de liderazgos de las comunidades, implementaron un protocolo para evitar que la sociedad hiciera justicia por su propia mano, no obstante, reconoció que esta estrategia dejó de funcionar, de ahí que se presentaron las ejecuciones.

“Generalmente lo que ocurre cuando se dan ese tipo de fenómenos que terminan en muertes violentas de presuntos delincuentes es que no fluyó la información con la velocidad y la oportunidad que se requiere para la aplicación del protocolo”, dijo.

Entrevistado después de asistir a la inauguración de la Semana de Transparencia 2017, que se desarrolla en el Complejo Cultura Universitario de la BUAP,  explicó que el protocolo consiste en que las autoridades municipales y liderazgos locales informen oportunamente de disturbios en sus municipios.

Esto con el objetivo, continuó, de que las delegaciones de gobierno realicen un ejercicio de conciliación entre los pobladores y los presuntos delincuentes y de que pueda arribar al lugar la fuerza pública municipal y estatal.

En ese sentido, adelantó que la Secretaría General de Gobierno, de manera conjunta con las demás autoridades involucradas, hará una revisión de la estrategia para fortalecerla y de esta forma evitar más linchamientos.

“Ese protocolo ha funcionado muy bien hasta ahora en este nuevo pico y lo que estaños haciendo es revisarlo con las autoridades municipales”, dijo.

 

FUERON DOS Y NO TRES LOS LINCHAMIENTOS

Por su parte, Roberto Pedro Martínez Ortiz, subsecretario de Gobierno de la SGG, puntualizó que fueron dos (los de Tlacotepec de Benito Juárez y Tlatlauquitepec) y no tres los casos de linchamiento los que se presentaron en Puebla del 26 al 28 de agosto. Dijo que el de Los Reyes de Juárez fue un enfrentamiento entre grupos delictivos, que dejó un muerto, de tal suerte que la cifra de linchado ascendería  a seis.

Consideró que el nuevo sistema penal ha motivado los linchamientos, y es que explicó que como ahora  en la mayor parte de los delitos no se aplica la prisión preventiva, pues los presuntos delincuentes abandonan las cárceles, de tal suerte que la ciudadanía tiene la percepción de que hay impunidad y de que no se está combatiendo a los delincuentes.

“Son varios factores los que se han combinado, pero lo que nos toca a nosotros es revisar nuestro protocolo y que nuestra actuación sea más eficiente y eficaz”, concluyó.