abc Radio


Yarrington seguirá en la cárcel hasta que llegue solicitud de extradición

  • Viernes 14 de abril de 2017
  • en Justicia

Roma, Italia.- El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, detenido en Florencia, Italia, tras una orden de arresto emitida por Estados Unidos, permanecerá en prisión “hasta que se deposite toda la documentación de las posibles solicitudes de extradición, que aún no han llegado”, confirmó su abogado, Luca Marafioti.

El profesor universitario que dirige el equipo de abogados que defenderá a Yarrington, explicó que “no existen aún las condiciones para pedir una excarcelación” y que no tiene previsto solicitarla hasta que no pueda estudiar la documentación con la petición de extradición.

“Hasta el momento no hay elementos para pedir la excarcelación, cuando lleguen los documentos o si tardan mucho en llegar evaluaremos si es posible pedir una medida cautelar diferente”, agregó.

Lee también: Falsa la credencial que llevaba Yarrington en su detención: INE

Fue arrestado al salir de un restaurante en la céntrica plaza florentina de la Signoria. Foto: EFE

Fue arrestado al salir de un restaurante en la céntrica plaza florentina de la Signoria. Foto: EFE

El profesor Marafioti señaló que aunque ya se ha adelantado que tanto Estados Unidos como México han pedido la extradición, aún no han llegado las solicitudes.

“Algo normal, que necesita su tiempo, pero que por el momento no se ha producido”, aclaró, y especificó que para ello México tiene 60 días y Estados Unidos 45 días desde el momento del arresto.

Por el momento, sólo está la orden emitida por las autoridades judiciales estadounidenses en las que se especifica “una serie de delitos por los que estaría buscado como asociación criminal, facilitación al tráfico de drogas…”, agregó.

Marafioti señaló que en la documentación no se hace referencia a ningún tipo de condena por estos delitos.

Ahora ve:  Yarrington se niega a ser extraditado y seguirá en cárcel italiana

Foto: EFE

Foto: EFE

Por el momento, al ex gobernador del estado de Tamaulipas entre 1999 y 2004 y que se encuentra en el cárcel de Sollicciano se le ha abierto un procedimiento judicial por llevar documentación falsa, confirmó el abogado.

Los cargos son por “falsa documentación y suplantación de persona”, ya que en el momento del arresto en Florencia poseía la documentación de un supuesto empresario mexicano llamado Morales Pérez y sólo se supo de su verdadera identidad tras el control de las huellas dactilares, según comunicó la policía italiana en una nota tras la detención.

El detenido compareció el pasado 12 de abril ante el juez del Tribunal de Apelación de Florencia en una primera audiencia que sirve para la identificación de la persona y la petición de si estaría de acuerdo con ser extraditado.

Durante esta vista Yarrigton fue identificado, contestó a las preguntas sobre sus anteriores cargos políticos y quiso especificar que no huyó de Estados Unidos en 2013, sino que “se le había negado el visado”.

También reveló que había vivido en varias localidades italianas.

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Te recomendamos: ¿Tomás Yarrington tenía nexos y protección de la mafia italiana?

Según la Policía italiana, había pasado varios meses en la pequeña localidad de Paola, en la provincia de Cosenza, en la región sureña de Calabria, y ahora los investigadores italianos están intentando verificar si allí pudo contar con la ayuda de algunos cómplices.

En la región de Calabria tiene su base una de las mafias más poderosas de Italia, la ‘Ndrangueta, que en varios informes se ha comprobado que tenía relaciones con los cárteles mexicanos de la droga, específicamente Los Zetas.

El próximo paso “será la espera de la solicitud de la extradición por parte de uno o ambos países y la documentación adjunta con los delitos que se le imputan, tras lo que el Tribunal de Apelación de Florencia fijará la audiencia para discutir la petición”, dijo el profesor.

Según su defensor, Yarrington se encuentra “sereno, a pesar de la delicada situación en la que se encuentra y convencido de poder demostrarse ajeno a todos los hechos”.

/parg