abc Radio


La línea no siempre fue tan evidente

  • Mexicali-Calexico, ciudades divididas por un muro, nunca por su comunidad

Laura Elena Aguayo, La Voz de la Frontera

El muro de la vergüenza, la barda perimetral, una frontera artificial desarrollada para impedir que las personas que aún creen en el “sueño americano” vean truncados sus sueños, éste se ha convertido para quienes desde el siglo pasado recuerdan el libre acceso al vecino país, como una fachada ajena a la relación que se ha sembrado por un siglo en la vecina Calexico.

El doctor Ernesto Sánchez Valenzuela, quien fuera delegado de Migración y la profesora Yolanda Sánchez Ogaz, recordaron como en la década de 1980 se podría ingresar a Estados Unidos con identificaciones oficiales que emitía el Gobierno federal en México.

“A los 19 años me entregaron la credencial de profesora con la que cruzaba que utilicé hasta los 31 y con ella pasaban mis hijos, solamente se autorizaba ir a Calexico a quienes contaban con una credencial del Gobierno”, explicó la profesora e historiadora.

Sin embargo, todo esto se fue abajo cuando autoridades del vecino país se empezaron a percatar que algunas de las identificaciones eran falsificadas, de ahí que inició el proceso para credencialización de quienes eran aptos por Estados Unidos para cruzar bajo sus condiciones.

“Durante la Segunda Guerra Mundial se entregaba por parte del Gobierno de Estados Unidos estampillas que uno iba a cambiar a Calexico, con las cuales se daba llantas, comida, gasolina, pues no había forma de que se trajeran productos a Mexicali, no había como”, recordó, el doctor Ernesto Sánchez Valenzuela.

Lo anterior, da testimonio de la relación que siempre se ha dado entre Calexico y Mexicali, ciudades hermanas ahora separadas por un muro, por visas y autorizaciones para cruzar o no al vecino país, donde las calles no son más brillantes, ni los empleos más abundantes, al contrario se vive una crisis laboral dejando en paro a quienes no desean trabajar el campo, aparentemente la única opción temporal para esta frontera.