abc Radio

Las dos caras de asegurar a los empleados del hogar

  • Tania Aviles
  • Miércoles 14 de agosto de 2019
  • en República

 

El programa piloto para la incorporación de personas trabajadoras del hogar puede ser de gran beneficio o perjudicial para las empleadas domésticas, debido a la condición económica que se vive en los diferentes hogares de la zona.

Si bien es cierto que quienes han dedicado su vida al cuidado de hogares y niños merecen esta prestación, también se deben tomar en cuenta las posibilidades de los patrones para hacer frente a estos pagos, ya que cabe la posibilidad de tener que prescindir de esos servicios.

Para el abogado laboralista Juan Carlos Ley Fong, esta medida “es en beneficio de la trabajadora, yo lo considero como un gran avance, pero hay que ser realistas, no va acorde con la realidad económica de las casas habitación”

Con base en su experiencia consideró que “lo que va a venir pasando es que se va a seguir contratándolas como un trabajo informal, te contrato pero no te pago seguro porque no puedo, o dos, que sería lo peor, no te contrato porque no puedo pagar el servicio social”.

LA OBLIGATORIEDAD

El pasado martes 2 de julio de este mismo año se publicó el decreto en el que se reformaron, adicionaron y derogaron diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y se agregaron disposiciones a la Ley del Seguro Social.

Ahora en el capítulo de la Ley Federal del Trabajo se llaman personas trabajadoras del hogar y están contempladas todas aquellas que de manera remunerada realicen actividades dentro de casas habitación, del hogar, es decir las que conocemos como sirvientes, mozos, choferes y jardineros.

“Todos ellos están contemplados en esta Reforma y la reforma principal es que hay obligación, ya no es optativo sino que hay obligación el que las demos de alta en el sistema de Seguridad Social, es decir que las demos de alta en el Seguro Social”, señaló el abogado.

Mas diversos especialistas en Derecho, como Ley Fong, consideran que sería mejor que este programa fuera apoyado por el Gobierno federal por medio de incentivos para las casas habitación, libertad de afiliación por medio del IMSS o de la Secretaría de Bienestar Social.

“Con tantos programas sociales que hay se las pudo haber incluido en algo similar, como el Seguro Popular a los trabajadores del hogar para que no quedaran desprotegidos, pero que no fueran una carga para las casas habitación, porque no estamos hablando de grandes empresas, ni siquiera de negocios pequeños como una miscelánea, es nuestra casa donde comemos, vivimos, dormimos y que se le da la oportunidad a una trabajadora doméstica”, indicó.

El abogado laboralista señaló que esta ley ya no es optativa, sino una obligación para los patrones incorporar a los trabajadores del hogar al Seguro Social.

El artículo 12 de la Ley del Seguro Social establece que son sujetos de aseguramiento al régimen obligatorio, “le agregan la fracción cuarta que precisa que las personas trabajadoras del hogar ya no queda optativo, que si era voluntario o no, derogaron la disposición en donde decía que podía ser optativo, ahora es obligatorio”.

Con esta determinación se obligaría a los dueños de las casas a efectuar este proceso de afiliación y en dado caso que no puedan hacerlo sería prescindir de los empleados ya que no se establece que puedan llegar a acuerdos con ellos.

“Hay que contratarlos como cualquier otro trabajador, pero se imponen más obligaciones a los dueños de casas cuando se contrate a personas del hogar en el sentido que hay que permitirle la entrada por ejemplo a los inspectores de trabajo cuando vayan a hacer revisiones de las condiciones laborales, como si fuera una empresa, se habla aquí del centro de trabajo que no puede ser otra cosa más que la casa, ante tanta carga que se les está imponiendo a las casas, a los patrones, muchos van a preferir no contratar a los domésticos”, lamentó el litigante.

SOLO 11 AFILIADOS EN TAMPICO

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tamaulipas informó que al corte del lunes 1 de julio en el municipio de Tampico se tenían 11 trabajadoras del hogar inscritos en este programa que sigue siendo considerado como piloto.

La dependencia detalló que en todo el territorio tamaulipeco sumaba la inscripción de 241 trabajadoras, la mayoría en Matamoros con 109, Ciudad Mante con 45, Ciudad Victoria alcanzó 42, Nuevo Laredo con 29, Tampico sumó 11 y Reynosa solamente 5.

El IMSS señala que el programa piloto tendrá una duración de 18 meses y exhortan a los patrones a dar de alta al trabajador que desempeña labores del hogar a fin de recibir los beneficios de cobertura en atención médica y prestaciones que marca la Ley del Seguro Social.

Señaló que los patrones interesados en dar de alta a los trabajadores pueden acudir a la Subdelegación correspondiente, o consultar la liga www.imss.gob.mx/personas-trabajadoras-hogar, donde encontrarán los requisitos para la inscripción y resolverán dudas sobre el trámite, además de utilizar la calculadora del pago de cuotas que permite conocer el monto que deberán pagar empleadores o trabajadores.

TRABAJADORES DEL HOGAR DESCONOCEN ESTA LEY

Pese a la difusión que se le ha dado al programa piloto para las trabajadoras del hogar, algunas de ellas desconocen estas modificaciones en la Ley Federal del Trabajo y los beneficios que esta podría traer para su atención médica.

La señora Agustina, quien tiene varias décadas de ser empleada doméstica en la zona sur de Tamaulipas, ni siquiera había escuchado hablar de este programa y de las adecuaciones que se han realizado a la Ley para darle protección.

“La verdad no tengo conocimiento, no sabía, hasta ahorita me estoy enterando”, dijo nuestra entrevistada, quien mencionó que sería de gran beneficio que pudiera afiliarse al Institiuto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por los diversos males y enfermedades que enfrenta.

Mientras que la señora Janeth señaló que sí sabía de esta nueva ley, pero mencionó que en el tiempo que laboró en una casa sus patrones no le informaron sobre la posibilidad de la afiliación al Seguro Social, por lo que ante el temor de perder el empleo prefirió callar.