abc Radio


León Trotsky y su llegada a Tampico hace 83 años

  • Tania Aviles
  • Jueves 9 de enero de 2020
  • en República

Tampico es famoso por muchas cosas, como su gastronomía y su cultura, pero un hecho que posicionó al puerto jaibo en la mira del mundo fue la llegada de León Trotski al muelle fiscal el 9 de enero de 1937, dos años antes de la Segunda Guerra Mundial.

Era sábado, cuando la figura política mundial atracó en la margen del río Pánuco, marcando un destacado pasaje de la historia porteña.

 

Se vivían momentos muy difíciles en la Unión Soviética, Lenin había muerto y los que quedaron en el poder de lo que era la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas eran León Trotski y Stalin, describió en entrevista el historiador por la UNAM y presidente del Seminario de Cultura Mexicana con corresponsalía en Tampico, José Antonio Cruz Álvarez.

Eran dos ideólogos del comunismo, pero ambos lo aplicaban de manera muy distinta, remarcó para EL SOL DE TAMPICO. Mientras ese era el panorama en el otro continente, en México teníamos como presidente a Lázaro Cárdenas del Río.

“Él desde un inicio tuvo una tendencia hacia el socialismo, el cual se vio en la práctica en la educación, sobre todo en las primarias. Además, hubo un gran apoyo hacia los sindicatos y las cooperativas”, mencionó el entrevistado.

Por lo anterior, la ciudad se había convertido en un polo de sindicatos y gremios de diversas corporaciones, la mayoría de los que transformaron nuestro municipio en un caldero de ideas eran obreros, “por eso no fue casualidad que Trotski llegara a Tampico, aquí ya existían sindicatos, y de todos los lugares de la República Mexicana el único puerto que tenía una firme convicción laboral y sindical desde 1908 hasta la llegada de Trotski y aun después era Tampico”, subrayó Cruz Álvarez.

En este sentido, recordó que entre algunas de las agrupaciones que se organizaron para recibir cálidamente al político y revolucionario ruso figuraron el Gremio Unido de Alijadores, los petroleros, el Sindicato de Albañiles y el Sindicato de Obreros.

“Él venía saliendo de Rusia, por el Mar Báltico, no arribó en un barco ostentoso; por el contrario, lo hizo en un navío mercante que no estaba diseñado para transportar pasajeros, únicamente carga de granos. Estaba prohibido que Trotski pisara Estados Unidos por la lucha entre el capitalismo y el comunismo. Así, es en este panorama que llega a Tampico”, comentó.

FRIDA LO RECIBE

Trotski fue recibido cerca del muelle fiscal, donde termina la Aduana de Tampico, por Frida Kahlo, quien en ese entonces era esposa de uno de los fundadores del Partido Comunista Mexicano, Diego Rivera.

“Diego estaba enfermo, él no podía viajar, es un mito que él estuvo aquí, pero sí mandó a su esposa para que diera la bienvenida a Trotski y a su esposa Natalia Sedova”, precisó Cruz Alvarez.

La pareja rusa se quedó hospedada en el Hotel Imperial, ubicado en la calle César López de Lara y Emilio Carranza, que en ese entonces era considerado lo mejor de la época, “se alojó en uno de los cuartos principales, de esos que ya tenían baño interior y ventiladores. Para la época eso era un lujo, el Imperial era un buen hotel y, para quienes saben, incluso mejor que el Hotel Rivera”, expuso Cruz Álvarez.

Aunque la estancia del líder comunista fue muy corta, ya que al día siguiente emprendió su viaje a bordo del tren en la ruta Tampico-San Luis Potosí-Ciudad de México, se dio un espacio para hablar en público y brindar unas palabras en ruso.

El escenario donde estuvo arropado por numerosos sindicatos fue la Plaza Hijas de Tampico, “él da un discurso y lo traducen, nos dice que está muy contento de haber llegado a México, un país hermano, entre comillas porque en ese momento nosotros éramos socialistas y hay una diferencia entre esta ideología y la comunista”.

De aquel día sólo hay 4 fotografías, indicó el historiador, quien remarcó que éstas las podemos encontrar en el archivo Casasola, en la Fototeca de Pachuca.

Finalmente, comentó que uno de los rumores más sonados de su estancia en nuestro país fue que Frida Kahlo se enamoró de él y existe evidencia de que posteriormente se volvieron a encontrar, “ellos se cartean mucho, había una gran correspondencia entre Trotski y Diego Rivera, quien era totalmente comunista y cuyas obras fueron censuradas en Estados Unidos, como el gran mural de Chicago que fue borrado porque hablaba de la nobleza de los obreros y su maquinaria”.

Sin duda, el puerto de Tampico ha tenido gran relevancia en la historia de México, somos famosos por muchas cosas, entre ellas por la llegada de Trotski al muelle fiscal, un día como hoy, pero de hace 83 años.