abc Radio


Llegan a Hidalgo aves migratorias del norte del país

Rubicel Perales

PACHUCA, Hgo. (OEM-Informex).- Decenas de miles de aves
migratorias procedentes de Canadá y de Estados Unidos (EU),
principalmente, arriban a las distintas regiones del territorio
hidalguense, con el propósito de pasar la temporada invernal tanto
en embalses de agua, como en zonas boscosas y semidesérticas.

El factor primordial que obliga a este tipo de aves a emigrar,
es debido a que ríos, lagos y lagunas de los citados países del
norte de México, en esta temporada se congelan y, por lo mismo, no
encuentran alimentos para su consumo.

“Llegan en grandes parvadas a los distintos embalses de agua y
áreas de bosques existentes en municipios del Estado de Hidalgo,
donde además de alojarse por tiempos mayores a los 5 meses,
encuentran gran cantidad de alimentos para su manutención”,
comentó el biólogo Raúl Padilla.

Destacó que entre las aves migratorias se ubican como las de
mayor tamaño el pelícano blanco, que llegan a pesar hasta 5
kilogramos, y entre las más pequeñas el colibrí dorado, que
alcanza un peso de 10 gramos. Recalcó que son cientos de miles las
aves que llegan a invernar en suelo hidalguense, encontrándose
variedades como los patos (cercetos) de alas verdes y azules, el
cucharón y el golondrino, además del colimbo mayor, entre las de
mayor tamaño.

Igualmente, señaló Raúl Padilla, en cada temporada invernal
arriban cientos de miles de pequeñas aves, como el pájaro perlita
azul-gris, colibrís y otras especies, que pueblan zonas boscosas y
semiáridas del Estado de Hidalgo.

Resaltó que en presas, ríos y lagunas ubicadas en Atotonilco
el Grande, Huasca de Ocampo, Mineral del Chico, Molango,
Metztitlán, Huejutla, Atlapexco, Yahualica, San Felipe Orizatlán
y otros municipios de la entidad, la migración de aves comienza
durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y
diciembre.

“Una vez pasada la temporada invernal, la mayoría de aves
migratorias regresan a sus lugares de origen, emprendiendo el
vuelo, en grandes parvadas, durante los meses de abril y mayo, para
regresar nuevamente a finales de cada año a territorio
hidalguense”, explicó el biólogo Raúl Padilla.