abc Radio


Más de 400 mil embarazos precoces

  • Tania Aviles
  • Martes 28 de mayo de 2019
  • en República

El Heraldo de Chiapas

 

México registró cerca de 400 mil embarazos en población menor de edad en los últimos años; detrás de ellos está no sólo el repunte de las agresiones sexuales, en donde “somos campeones mundiales de abuso sexual a niñas y niños”, sino también la falta de educación sexual, según el presidente del Instituto de Profesionalización y Educación en Sexología Integral (Ipesi), David Barrios Martínez.

Para él, para incidir en ese y otros temas, el país requiere impartir formación sexual desde edades tempranas basada en cuatro ejes: equidad de género, reivindicación del derecho al placer, respeto irrestricto a las diversidades sexuales y multidisciplinariedad de la salud sexual, a fin de que en el último rubro haya equilibrio entre los enfoques educativo, preventivo y curativo.

El también sicoterapeuta dijo que ese esfuerzo debe acompañarse del fomento a la investigación en temas de educación sexual; hoy la información disponible al respecto está concentrada en embarazos no deseados, infecciones de transmisión sexual y disfunciones de la vida sexual. También debe haber voluntad política, por carecerse de ésta, México aún no ha implementado un Programa Nacional de Educación Sexual; además, todavía es difícil abordar esos tópicos en comunidades indígenas.

“En aquellas naciones que avanzaron en educación sexual formal, prácticamente, su tasa de agresiones sexuales es nula, la incidencia de embarazos no deseados es casi de cero y las disfunciones de la vida sexual son mucho menores en comparación con países donde no la tenemos (…)

”Las disfunciones de la vida sexual como anorgasmia y eyaculación precoz son frecuentes, aunque no oficialmente reconocidos. Los mexicanos mayoritariamente no gozan de buenos niveles de salud sexual (…) La educación sexual formal nos ahorraría de muchísimos problemas que están haciendo explosión en la actualidad”, aseguró.

Aseveró que México dio “un paso gigantesco, histórico” al incluir en el artículo tercero de la Constitución Política la educación sexual, “científica, laica, por supuesto gratuita, con base científicas y humanísticas, con equidad de género” como obligatoria. Sólo falta diseñar y/o ejecutar las políticas públicas del mismo.

“Creo que hace falta desarrollar más la conciencia, la pertinencia sobre la importancia de esto. Cuando los políticos agarren la onda, las personas ejecutoras de políticas públicas se sensibilicen, el panorama va a cambiar radicalmente. Yo aspiro a que la llamada cuarta transformación incluya esta problemática de manera urgente y la priorice y que apele a especialistas”, puntualizó.