abc Radio


“Mochadas” de $200 para que no les quiten el agua

Por Yolanda Caballero Jacobo

Funcionarios de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), han incurrido presuntamente en actos de corrupción. Montos económicos de hasta doscientos pesos exigen los trabajadores de la paraestatal a cambio de evitar el corte del servicio de agua potable a deudores.

Cuando el esposo de Graciela Farías Valdovinos falleció, el mundo se le vino abajo. Era su compañero de vida.  Nunca imaginó que, en medio del duelo tendría que vivir otra tragedia: “un aumento excesivo por el servicio del agua”.

Frente a la Subdirección de Planeación de la Cespt a cargo de Luis Torres Torres, Graciela denunció que un funcionario estatal exigió doscientos pesos o de lo contrario amenazó con suspender  el servicio.

La señora Valdovinos narró que ha vivido “todo un martirio con la Cespt” y todo comenzó con el aumento desmedido en los recibos sin tener fugas de agua en su domicilio.

“Yo pagaban como trescientos pesos por cada recibo, todo el tiempo así era, pero no supimos qué pasó y de buenas a primeras comenzaron a subir los costos en el recibo, ¡era exagerado!”, señaló.

La mujer, recuerda con exactitud que el problema inició en marzo, justo en el mes que su esposo falleció. Los pagos por cada recibo de 300 pesos se dispararon a partir de en marzo a 500 pesos.

“Pero ahí no quedó la cosa, al siguiente recibo fueron 800 pesos, después fue de 14 mil pesos”, expresó con molestia ante las autoridades.

Con desesperación acudió Cespt para encontrar respuesta y le redujeran el costo recibo.

“Yo estoy dispuesta a pagar pero que no sean así, ¿cómo catorce mil pesos?, eso es un abuso”, señaló.

Durante varios días, Graciela se trasladaba a las oficinas de la paraestatal para que le resolvieran el caso.

“Me traían vuelta y vuelta pero no me daban respuesta de nada”, lamentó.

Lee la nota completa en El Sol de Tijuana

/cpg