abc Radio


Modernizarán refinería de Tula

  • El 23 de marzo llegarán los primeros tambores

César Martínez, / El Sol de Hidalgo

PACHUCA, Hgo. (OEM-Informex).- Como parte del ambicioso proyecto de procesar el residuo de vacío para obtener productos de mayor valor agregado como gas, gasolina y gasóleos en la Refinería Miguel Hidalgo, ubicada en Tula de Allende, Hidalgo, se realiza el traslado de seis tambores de coquización -como se identifica al proceso- y la torre fraccionadora de la Planta de Coquización Retardada, cuya construcción se inició en noviembre de 2014. Cada tambor mide 41 metros de largo, 10.5 metros de diámetro y pesa 565 toneladas, y fueron fabricados en Avilés, España, por la compañía IDESA (Ingeniería y Diseño Europeo S.A.).

Así lo informó el vocero de la refinería Miguel Hidalgo, Fabricio Ulises Guerra, quien precisó que la torre fraccionadora fue fabricada en Bilbao, España, por la compañía LOINTEK Heavy Industries. Mide 70 metros de largo, 11 metros de diámetro y pesa mil toneladas, por lo que se traslada en dos secciones: la superior con un largo de 40 metros y la inferior de 30 metros.

“Estos equipos llegaron por barco al puerto de Altamira, en Tamaulipas, iniciándose su recorrido hacia Tula. Para su traslado se emplean “remolques modulares autopropulsados con una velocidad promedio de desplazamiento de 5 km/h”, manifestó.

Dijo que para su traslado desde Altamira, Tamaulipas, a la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula, se evaluaron cinco rutas, seleccionándose el trayecto vía: Ciudad Victoria, San Luis Potosí, Guanajuato, Querétaro hasta Palmillas, y de ahí a Atlacomulco en el Estado de México, para luego entroncar con la autopista 57 México-Querétaro a la altura de Jilotepec, siguiendo hasta el entronque de la vía federal Jorobas-Tula y de ahí a Tula por la carretera Federal 87.

Esta ruta tiene una longitud total de 958 km desde el puerto de Altamira hasta la refinería, y requiere realizar diversas obras temporales para librar mil 506 obstáculos, entre los que destacan puentes peatonales, puentes carreteros, líneas de transmisión y distribución eléctrica.

, cables de fibra óptica y señalamientos, por lo que ha sido necesaria la participación entre otras dependencias, de la SCT, PFP, policías estatales y municipales, Capufe, CFE, Cenace, así como diversas empresas industriales, telefónicas y de servicios de televisión por cable.

El informante precisó que se tiene previsto el arribo de los tambores 3, 4, 5 y 6 a Tula para el 23 de este mes, y los otros dos, así como la torre fraccionadora, el 23 de mayo.

“Para la instalación de estos tambores se utilizará una grúa sobre orugas de 3 mil toneladas, única en América Latina, de las tres que existen a nivel mundial, que contará con el apoyo de una grúa de  mil 500 toneladas” dijo el vocero oficial de la refinería Miguel Hidalgo de Tula, Ulises Guerra.

Los tambores de coquización y la torre fraccionadora son el corazón del Proceso de Coquización Retardada, que constituye la primera etapa del proyecto de “Aprovechamiento de Residuales en la Refinería Miguel Hidalgo”, misma que permitirá retirar convertir 74 Mbd de combustóleo Pesado, en 48 Mbd de gasolina UBA, 44 Mbd de diésel UBA y 5 Mbd de turbosina, generando productos de mayor valor en el mercado y menor contenido de azufre, adicionalmente se generarán 3 mil ton/d de coque del petróleo, que podrán emplearse en los hornos cementeros de la región.

En el mediano plazo, la conclusión del resto del proyecto “Aprovechamiento de Residuales en la refinería” permitirá procesar 340 Mbd de crudo, incrementando la producción de gasolina UBA en 59 Mbd, y de diésel UBA en 31 Mbd, así mismo se producirán mil 400 toneladas adicionales diarias de coque, dijo finalmente el vocero.