abc Radio


Mueren seis acribillados con fusiles de asalto en Huehuetoca

Al estilo de la mafia, desde un automóvil en marcha un grupo de sujetos dispararon ráfagas de metralleta contra seis amigos que se encontraban dentro de un vehículo Jetta estacionado en el Barrio Puente Grande de este municipio.

        

Entre los seis baleados, se encuentra una mujer. Durante la intervención de la policía uniformada municipal y estatal del gobierno del Estado de México se logró localizar el vehículo utilizado por los agresores y dentro de este se hallaron las armas utilizadas para cometer el séxtuple crimen.

        

Uno de los sospechosos en este multihomicidio, identificado como Juan Carlos, fue detenido y remitido ante las autoridades ministeriales de la Fiscalía de Homicidios de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, donde se continúa con las investigaciones a fin de obtener información que los lleve al esclarecimiento de este séxtuple asesinato.

        

Por la forma en que fue cometido este multihomicidio, los encargados de las investigaciones presumen que se debe a una venganza cometida por gente ligada a la delincuencia organizada que opera en esta entidad mexiquense; sin embargo, serán los avances de las pesquisas las que determinen las causas reales de este hecho delictivo.

        

Las primeras investigaciones señalan que los ahora occiso, son seis vecinos del Barrio Puente Grande -entre ellos una mujer-, los cuales fueron acribillados cuando estaban en un auto Jetta sobre la calle Francisco Villa. En el interior del vehículo quedaron cinco y en el exterior otro hombre.

 

La policía municipal recibió el reporte de este multihomicidio la madrugada de este lunes y de inmediato acudió al lugar, para verificar la información. De acuerdo a su informe, los habitantes del Barrio Puente Grande, estaban enardecidos porque las víctimas de este multihomicidio eran vecinos del lugar.

 

Al interior del interior se observó a una mujer y cuatro masculinos, mientras afuera había otro hombre. El vehículo Jetta presentaba varios impactos de arma de fuego cuyos casquillos de armas nueve milímetros y 2.23 estaban en el suelo, los cuales son analizados por los peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

 

Los primeros datos establecen que llegó otro vehículo con varios sujetos que sacaron sus armas y empezaron a disparar en contra del Jetta, sin medir palabra.

 

Más tarde, en el barrio de Salitrillo fue localizado el vehículo de los agresores en cuyo interior estaban las armas que se utilizaron para asesinar a las seis personas del barrio de Puente Grande y se logró detener a un sospechoso identificado como de Juan Carlos.

 

Las investigaciones continúan, a fin de aclarar este sextuple crimen que tiene tintes de venganza.