abc Radio


Niñas-madre, un problema de salud social que debe atenderse desde casa

Yolanda Reyes, El Sol de Córdoba

CÓRDOBA, Ver. (OEM-Informex).- En países latinoamericanos,
incluyendo México, el promedio de inicio de las relaciones
sexuales oscila entre los 13 y 15 años de edad, por eso una de
cada cinco mujeres es considerada como “niña-madre”.

Y es que el resultado de una relación sexual durante la
adolescencia es un embarazo no planeado o una enfermedad de
transmisión sexual, porque desafortunadamente en esta etapa de la
vida la mayoría no está preparada para actuar con
responsabilidad.

En México, de cada cinco embarazos, uno ocurre en una mujer
menor de 20 años de edad, pero en promedio comenzó a tener
relaciones sexuales entre cinco a siete años antes. En Córdoba,
tres de cada 10 partos que se registran en hospitales del Sector
Público, ocurren en adolescentes de 13 a 16 años de edad.

Estuardo Carrera Brolo, especialista en ginecología y
obstetricia guatemalteco y conferencista, en entrevista con El Sol
de Córdoba, mostró su preocupación porque cada vez más
disminuye la edad de inicio de las relaciones sexuales.

En Estados Unidos, de acuerdo a estudios, el 60 por ciento de
las niñas de 11 años ya ha tenido su primera relación
sexual.

En México la edad de inicio oscila entre los 13 y 15 años de
edad, de ahí que las autoridades de salud federales comenzaron con
la campaña de vacunación contra el Virus del Papiloma Humano
(VHP) porque ya notaron que hay niñas precoces, y no hay que
olvidar que este virus es precursor del cáncer cervicouterino,
otro problema donde también se tiene que incidir.

El especialista indicó que el inicio de las relaciones sexuales
a más temprana se debe principalmente por tener sociedades
eróticas que promueven los medios digitales de comunicación,
falta de campañas informativas y preventivas por parte de la
Secretaría de Salud, y de Educación, y sobre todo, carencia de
dialogo entre padres e hijos, porque por ahí se tiene que
comenzar.

Por ello muchas jovencitas cuando resultan embarazadas y al no
tener el apoyo de su novio y padres, recurre al aborto, porque más
que ver a su hijo como bendición, lo considera un estorbo.

Y aquí comienza otro problema, porque los abortos generan
millones de pesos, pero con legalizarlo no se acabará el
problema.

Las y los adolescentes tienen que entender que toda relación
sexual antes de tiempo tiene consecuencias y si no se están
preparados puede ser el inicio de una serie de consecuencias que
enfrentarán solos.

Por ello recalcó la importancia de esperar los tiempos para
comenzar con la vida sexual, cuando llegue ese momento y estén
preparados verán las cosas de manera distinta porque habrán dado
vida a un ser, producto del amor, puntualizó.