abc Radio


Nueva central de abastos en Altozano

  • Tania Aviles
  • Jueves 23 de enero de 2020
  • en República

Será a más tardar en el mes de mayo de este año cuando inicie la construcción de la nueva Central de Abastos ‘La esmeralda del Sureste”, que tendría una inversión global cercana a los 2 mil millones de pesos en diferentes etapas.

De acuerdo a uno de los impulsores de este proyecto, Rubén García Ramos, la nueva central de abasto estaría ubicada en el kilómetro 14. 5 de la Carretera Villahermosa – Escárcega, justo enfrente del desarrollo viviendístico Altozano.

Indicó que las autoridades estatales y municipales dieron luz verde para que se ponga en marcha la obra.

Precisó que la nueva central de abastos contará con 400 bodegas, espacio para gastronomía de los 17 municipios de Tabasco, área de servicios médicos y hasta una estancia infantil, enfatizando que se busca ser un referente en el sureste del país.

Rubén García Ramos. Foto: Iván Sánchez

Refirió que este proyecto surgió entre un grupo de bodegueros de la actual Central de Abastos de Villahermosa, y actualmente el 80 por ciento está de acuerdo en cambiarse de sede, pero en su momento el gobierno en turno determinará lo que pasará con la antigua central.

Cabe señalar que la inversión es totalmente de los bodegueros, sin embargo, están abiertos a que el gobierno invierta en el proyecto, el cual pretenden llevar a cabo en etapas.

“La cosa es que ya está todo, lo único que nos faltaba sobre el terreno queremos si Dios quiere, entre abril y mayo poner la primera piedra, ya que hay mucha gente interesada en el proyecto”, expresó.

Indicó que el terreno se encuentra justo enfrente de Altozano, y que consta de 32 hectáreas, ubicado en la zona más alta y estratégica de la ciudad de Villahermosa.

Afortunadamente ya se compró el terreno, negociamos con el dueño, nos salió en80 millones de pesos, pero el proyecto tiene que ser autofinanciable, con las mismas ventas las mismas ventas tiene que obtengan debemos financiarnos

Estimó que se tiene estimado invertir por lo menos 5 millones de pesos por cada una de las 400 bodegas que pretenden instalar, lo que significarían unos 2 mil millones de pesos.

“Pero se debe hacer en etapas, y esperamos tener una central de abastos de primer mundo”, argumentó.

Agregó que la zona cuenta ya con todos los servicios de agua potable, energía eléctrica y telefonía, aunque a la larga se pretende contar también con instituciones bancarias y oficinas de instancias tanto estatales como municipales.