abc Radio

Oaxaca despenaliza el aborto

Oaxaca se convierte ahora en la segunda entidad que permite la interrupción legal del embarazo antes de las 12 semanas

Oaxaca, Oax.- El Congreso de Oaxaca aprobó, con 24 votos a favor la iniciativa de despenalización del aborto, impulsada por legisladoras morenistas, con lo que deja a las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Oaxaca se convierte en la segunda entidad que permite la interrupción legal del embarazo antes de las 12 semanas de gestación, en la Ciudad de México se hizo en 2007.

La iniciativa fue propuesta por la Diputada local, Laura Estrada, quien es apoyada por Hilda Luis, Diputada Local, y por la Senadora de Guanajuato, Martha Lucía Mícher, todas del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Católicos en contra
Desde temprana hora en el recinto de la LXIII Legislatura las voces en contra se dejaron escuchar a través de un grupo de personas integrantes de la religión católica que al llegar al Congreso, iniciaron una cadena de oración.

“El aborto solo va a generar que se le arrebate la vida a una persona, y nadie tiene derecho a eso. Si no quieren tener hijos que se cuiden, por eso existen métodos anticonceptivos que pueden impedir un embarazo”, destacaron.

Respaldados por Pedro Vásquez Villalobos indicaron que su protesta fue de manera pacífica y con el único fin de defender la vida de quienes no han alcanzado la voz y se muestran indefensos en los meses de gestación.

Se estima que un grupo mayor de 300 activistas de iglesias cristianas y evangélicas, feligreses de la arquidiócesis de Antequera, además 60 colectivos de mujeres se manifestaron este día en cámara de diputados de Oaxaca durante la discusión y aprobación de la ley a favor del aborto.

Por su parte, la legislatura local pidió el apoyo de la fuerza pública para resguardar el edificio legislativo y evitar enfrentamiento.

Marea Verde, a favor

En tanto organizaciones del movimiento Marea Verde también arribaron al recinto legislativo, y con pancartas exigieron el derecho de la interrupción del embarazo, sin criminalizar hasta la semana 12 de gestación.

 

 

Indicaron que no quieren más muertes por prácticas clandestinas; ni que existan más niñas o mujeres condenadas a parir a riesgo de su propia vida. Además, porque los derechos no se negocian ni se consultan.