abc Radio


Ordenan “toque de queda” en Atzitzintla tras operativo

Tras el operativo realizado la noche del jueves en la zona
conocida como el “Triángulo Rojo”, a causa del “levantón”
y asesinato de tres agentes de la Fisdai, hallados en territorio
veracruzano, las calles de este municipio lucieron vacías y se
anunció “toque de queda”.

De acuerdo con relatos de los propios pobladores, a partir del
viernes se aplica “toque de queda” por temor a posibles
enfrentamientos en el lugar, esto luego de la detención de 87
personas relacionadas con el robo de hidrocarburo, crimen
organizado y por el homicidio de los oficiales que arribaron a
Atzitzintla la mañana del jueves como parte de sus labores de
investigación.

Cabe señalar que algunos de los detenidos son originarios de
Atzitzintla, así como de las localidades de Encrucijada Primera
Sección, Cuacnopalan y Cuestablanca pertenecientes a Palmar de
Bravo, así como del municipio de Esperanza.

Por lo anterior, luego de la fuerte movilización policiaca en
el lugar durante la noche del jueves y madrugada del viernes, las
escuelas de Atzitzintla suspendieron clases y los comerciantes
decidieron cerrar sus negocios y permanecer en sus hogares, debido
a la tensión que se vivía en el lugar. DESPLIEGAN FUERZAS
CASTRENSES EN PALMAR DE BRAVO

Por otra parte, durante la tarde del viernes trascendió que,
entre las comunidades de Palmar de Bravo, un grupo de
“chupaductos” estaría planeando atacar el Arco de Seguridad
instalado en ese municipio en respuesta a las detenciones.

Fuentes cercanas al Arco de Seguridad refirieron que desde el
jueves y durante el viernes han arribado más elementos de las
fuerzas castrenses de la 25 Zona Militar de Puebla, y la 24 Zona
Militar de Tehuacán, así como la Séptima de Caballería Blindada
también de este último municipio.

Además de elementos de la Gendarmería Nacional y grupos de
Inteligencia del Gobierno Federal en el corazón del “Triángulo
Rojo”. ASESINATO DE AGENTES DERIVÓ DE CORRUPCIÓN E IMPUNIDAD,
AFIRMA GALI

El gobernador Antonio Gali Fayad manifestó que el asesinato de
tres elementos de la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto
Impacto (Fisdai), por los que están detenidas 87 personas, entre
ellas el alcalde de Atzitzintla, regidores y policías municipales,
es un incidente derivado de la corrupción e impunidad.

Así lo refirió el mandatario estatal al sostener un encuentro
con los medios de comunicación en Casa Puebla, en donde pidió
guardar un minuto de silencio por estos tres elementos que
presuntamente fueron ultimados por la banda “Los Bukanas”, cuyo
líder – prófugo- está relacionado con “Los Zetas”.

Gali Fayad reconoció que Veracruz -en donde fueron encontrados
los cuerpos de los tres policías levantados-, Guerrero, Ciudad de
México y Estado de México, son vecinos de Puebla “mucho muy
complicados”.

En ese sentido, se comprometió a trabajar de manera coordinada
con la Federación y los municipios para que la entidad de Puebla
no caiga en manos de la delincuencia, lo cual podría propiciar que
las familias pierdan sus sueños y tranquilidad.

“No podemos dejar que nuestro estado, por eso dije es
primordial la seguridad, caiga en manos de la delincuencia, no
podemos dejar que un estado que está muy por debajo de la media
nacional caiga en manos de la delincuencia, no puedo dejar que las
familias poblanas pierdan el sueño y los sueños de sus hijos y de
sus nietos por estar día y noche pensando en qué puede pasar”,
dijo.