abc Radio


Pacientes y familiares protestan en cancerología

  • Tania Aviles
  • Viernes 10 de enero de 2020
  • en República

Niños enfermos con cáncer y sus familiares, provenientes de varios municipios, bloquearon la avenida Adolfo Ruiz Cortines frente al Instituto Estatal de Cancerología “Dr Arturo Beltrán Ortega” en Acapulco, para denunciar que con la llegada del Insabi, la institución de salud les cobra los distintos servicios y demandaron al presidente de la república Andrés Manuel López Obrador devolver el apoyo que les dio el desaparecido Seguro popular.

Entre llantos y con pancartas en mano, alrededor de las 15:00 horas de este jueves unas 30 personas, entre ellos varios niños, obstruyeron esta vía de comunicación por unos minutos y posteriormente protestaron en la entrada del hospital, debido a que las autoridades del mismo les informaron que el Instituto de Salud para el Bienestar, no cubría los servicios de quimioterapias, hospitalización, medicamentos, entre otros que son incosteables por los pacientes de escasos recursos.

Jesús Alonso Cortés, padre del pequeño Santiago quien hace un año y medio fue detectado con leucemia limfoblástica aguda, aseguró que los cambios en materia de salud del gobierno federal del presidente Andrés Manuel López Obrador, ocasionaron la recaída de su hijo el año pasado por la suspensión del tratamiento ante la falta de presupuesto y en esta ocasión, dijo temer que su hijo no logre librar la batalla por los cobros elevados que les impusieron.

“La verdad tenemos mucho resentimiento con el presidente López Obrador porque se está olvidando que la salud es lo primordial para los niños, en este caso los niños con cáncer, entonces no podemos pagar una quimioterapia porque es muy cara y se sale de nuestro presupuesto, somos familias de escasos recursos y la verdad no podemos con los gastos. Que quede claro que no somos de ningún partido político, nos mueve la salud de nuestros hijos”, indicó.

Otra de las inconformes, Rosmileidi Antúnez, la madre otro menor, solicitó al presidente López Obrador que redirija el presupuesto federal y que en lugar de otorgárselo al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, lo otorgue para quienes están luchando entre la vida y la muerte a causa del cáncer, debido a que “no tenemos para comer una tortilla con sal, menos para pagar una quimioterapia”.

De acuerdo a los inconformes, los cobros que les realizan son variados, desde 600 hasta cinco mil pesos, dependiendo del servicio que requiera el paciente, mismos que estuvieron siendo cubiertos por los padres gastándose sus ahorros.

Algunas otras versiones de los inconformes, indicaban que el Instituto Estatal de Cancerología no estaba certificado a nivel federal, por ello no podía acceder al recurso del gobierno de la república, sin embargo, esto no ha sido confirmado.

Luego de varios minutos de protesta, los afectados, algunos provenientes de municipios de la Montaña, fueron atendidos de manera prepotente por el personal de la institución a cargo de la Secretaría de Salud estatal, con la finalidad de regresar el dinero que ya habían pagado y cancelar los cobros, sin dar mayor explicación a los representantes de los medios de comunicación, a quienes trataron de obstaculizar su labor durante la protesta.

Cabe mencionar que el pasado miércoles, usuarios del extinto Seguro Popular en Acapulco, denunciaron que a partir de este año el Instituto de Salud para el Bienestar incrementó las cuotas de consultas, cirugías y estudios en el Hospital General ubicado en el Quemado, lo cual estaba afectando la economía de los familiares de pacientes.