abc Radio


Parque Papagayo no fue diseñado para zoológico

  • En las próximas semanas serán trasladados de Guerrero a otros Estados

Pedro Elias Radilla, El Sol de Acapulco

ACAPULCO, Gro. (OEM-Informex).- La delegada de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Guerrero (Profepa), Marisela Ruiz Massieu, señaló que los más de cien animales del Parque Papagayo continúan decomisados y solo están por confirmarle por parte de la federación donde serán trasladados para su conservación, al tiempo que insistió que desde su origen este espacio no estaba diseñado para un zoológico, si no como un pulmón verde.

La funcionaria federal afirmó también que el Gobierno municipal de Acapulco no cuenta con las concesiones ni autorización de impacto ambiental para el proyecto que pretenden realizar en el área de playa, y criticó que estas ideas no fueran consensuadas con la población para saber su opinión al respecto.

Ruiz Massieu advirtió que las instrucciones de la Profepa a nivel federal es que los zoológicos dejen de funcionar en todo el país, porque sacan a los animales de su hábitat natural para mantenerlos encerrados y en muchos de los casos no los atienden y alimentan de manera adecuada como ha sucedido en el Parque Papagayo.

Detalló que aunque las especies permanecen al interior del parque están decomisadas por la dependencia y nadie puede tocarlas o trasladarlas a otro lugar, de lo contrario estarían cometiendo un delito federal que puede castigarse con prisión en su caso más grave.

Señaló que notificaron al director del parque y demás funcionarios sobre la acción tomada debido a que las diversas especies no contaban con un espacio digno donde estar, la alimentación que recibían no era adecuada y muchas especias murieron por la falta de cuidado lo que derivó en su aseguramiento y pronto traslado.

Sobre el tema de los permisos para las obras municipales, Marisela Ruiz Massieu dijo que el delegado de Semarnat le comunicó que no tenían los permisos de impacto ambiental ni la concesión correspondiente, por lo que los trabajos no deben llevarse a cabo, porque se estaría cometiendo un delito.

“Los alcaldes no deben sentirse dueños de los municipios que gobiernan, tengo información de que no tienen los permisos para las obras presentadas y es malo que no escuchen al pueblo sobre estas obras, quienes les dieron la oportunidad de gobernar”, concluyó.