abc Radio


Peligro por cementerio radiactivo en Laguna Verde

  • Físico asegura que no se tomó en cuenta la manifestación de
    impacto ambiental

Danytza Flores, Diario de Xalapa

VERACRUZ, Ver. (OEM-Informex).- La Secretaría de Medio Ambiente
y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó a la Central
Nucleoeléctrica de Laguna Verde la construcción de un cementerio
para el depósito de desechos radioactivos sin cumplir con la
Manifestación de Impacto Ambiental, denunció el físico y
extrabajador de la Planta, Bernardo Salas Mar.

En conferencia de prensa, advirtió que el cementerio
almacenará desechos radioactivos de alto nivel de peligrosidad
como el Plutonio 239, el Criptón 85, Cesio 137, Uranio 238, y
uranio 235, que pueden causar cáncer a las personas.

“Se construyó ya el cementerio de desechos radioactivos de
Laguna Verde, los cementerios se construyen para desechos de bajo
nivel que no son muy peligrosos, de mediano y de alto nivel, como
es en este caso el combustible gastado, como Uranio, el cual llega
a generar Plutonio 239, que es la materia prima para construcción
de bombas atómicas como la que se detonó en Nagasaki, Japón, en
1945”, apuntó.

Detalló que el almacén radioactivo se encuentra aledaño a los
reactores de Laguna Verde y sin las medidas de seguridad
necesarias.

Acusó que ese sitio no cumple con las normatividades
ambientales y que lo idóneo es que se hubiera construido una mina
de sal agotada.

Salas Mar, opinó que el delegado de la Semarnat debió
asesorarse con expertos internacionales antes de haber autorizado
el permiso.

“Está muy vulnerable, no debió autorizarse así sin hacer la
manifestación de impacto ambiental y la persona que autorizó esta
situación es el delegado federal de la Semarnat José Antonio
González Azuara”.

Señaló que los más propensos a contraer cáncer por el
material radiactivo, en primer lugar serán las personas que viven
alrededor de la nucleoeléctrica y de acuerdo a la intensidad de
los vientos las partículas radiactivas podrían llegar hasta
Catemaco.

Recordó que las autoridades están obligadas a demostrar la
seguridad de la instalación y que no habrá impactos al medio
ambiente y a la salud de los veracruzanos pero no cumplieron.