abc Radio


Piden pescadores del Alto Golfo cuidar a la vaquita marina

Tribuna de San Luis

SAN LUIS RÍO COLORADO, Son. (OEM-Informex).- Según los pronósticos de mareas, hoy arranca la temporada de curvina 2017, en torno a cualquier actividad pesquera en el Alto Golfo se tejen dudas sobre la existencia de la vaquita marina y el riesgo de que las redes para la captura de dicha especie converjan con el cetáceo más pequeño, el cual se encuentra al filo de la extinción.

Múltiples organizaciones internacionales insistieron al gobierno mexicano para retirar también la pesquería de curvina, por el riesgo de las redes en el mar, aunque los pescadores del Golfo de Santa Clara comprobaron que dicha actividad no afecta a la especie, pues utilizan la técnica de pesca por encierro, es decir, con la red rodean los cardúmenes de peces y la malla es retirada de forma inmediata, a diferencia de la captura de camarón, cuando el arte de pesca se mantiene por varias horas en el mar, tiempo en el cual se puede capturar una vaquita, mismas que mueren ahogadas.

Hace un par de días más de 200 pescadores del Golfo se reunieron para determinar las medidas de manejo de la cuota de curvina, entre los múltiples temas abordados se encuentro: distribución de la cuota por marea, precio base, oferta demanda, entre otros acuerdos llamados que permiten al pescador capturar una cantidad limitada de producto a fin de mantener un buen precio.

Entre los temas abordados también estuvo la posible compra de la cuota por parte del Gobierno federal, como una medida para evitar que el esfuerzo pesquero zarpe al mar, situación que fue rechazada por los ribereños, quienes no aceptaron posibles tratos con la federación, ante la posibilidad de mayores beneficios económicos en la pesca comercial.

Indudablemente, los pescadores honestos pelean por un objetivo: mantener la única fuente de empleos disponibles en el Golfo, pero sin lugar a dudas en este proceso de lucha, existen muchos pescadores quienes abusan de la situación para servirse “con la cuchara grande” y realizar actividades ilegales.

El Gobierno federal anunció el arribó de los elementos de la Gendarmería a playas del Golfo y San Felipe, como una acción para inhibir la pesca ilegal, pues los inspectores de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), con apoyo de la Secretaría de Marina (Semar), han sido rebasados.