abc Radio


Prevén desequilibrio laboral en Tabasco

Por Raquel May y César Solís

Al referir que las políticas migratorias del presidente de
Estados Unidos, Donald Trump, no solo atentan contra los mexicanos
sino también en prejuicio de los migrantes centroamericanos, el
Comité de Derechos Humanos de Tabasco (Codehutab) advirtió un
estancamiento de esta población en el estado, y por ende, un
desequilibrio en diferentes campos laborales, debido a la
competencia en la mano de obra.

Efraín Rodríguez León, asesor jurídico de la organización,
expuso que Tabasco ha sido uno de los estados más utilizados como
paso de migrantes centroamericanos, sin embargo, ante las
dificultades que está interponiendo Trump en contra de todos los
migrantes latinos, estos podrían buscar la forma de convertir a
esta entidad como su lugar de destino, ya sea temporal o
definitivo.

Lo anterior, explicó el activista, podría propiciar un
desequilibrio en los campos laborales, derivado de la competencia
en la mano de obra foránea con la local, principalmente porque
Tabasco es uno de los estados con más conflictos de desempleo.

“Lo que va a traer esto precisamente es competencia en la mano
de obra, ¿Por qué? Porque ellos al quedarse en Tabasco van a
reclamar empleos y pues de por si lamentablemente en Tabasco de lo
que adolecemos es de la creación de fuentes de empleo, entonces
seguramente impactará de manera más significativa, en cuanto a la
competencia en lo laboral” acotó. IGUALES, LAS POLÍTICAS
MIGRATORIAS DE MÉXICO Y EU

Preocupa a organismos defensores de derechos humanos en la
frontera sur del país, la política migratoria actual del
presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, debido a que en
México el Gobierno de la República ha actuado de manera represiva
y xenofóbica con los flujos de población flotante, principalmente
provenientes de Centroamérica.

El director del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de
Córdoba (CDH-FMC), Diego Lorente, manifestó que las propuestas
migratorias de Donald Trump y las implementadas por Barack Obama y
su efecto en México no es muy diferente, porque el anterior
mandatario también financió la política migratoria de control en
México.

Dijo que Trump amenaza con asegurar a migrantes y deportarlos a
sus países de origen y eso es lo que México ha hecho desde hace
muchos años con las personas centroamericanas principalmente, por
lo que el mensaje racista y xenofóbico del actual mandatario no
genera gran alarma.

Señaló que están a la expectativa por la manera como se
pondrán a la práctica las medidas, porque no ven que haya un
cambio muy significativo de la política migratoria respecto a la
que implementó Obama.

Enfatizó que Estados Unidos desde hace años aporta recursos
económicos a las autoridades mexicanas para el control de sus
fronteras, aunado al altísimo presupuesto que la federación
destina al Instituto Nacional de Migración, todo destinado al
aseguramiento y deportación de migrantes que ingresan de manera
ilegal al México.