abc Radio


Proponen campaña de esterilización a mapaches

Cuatro son las manadas de mapaches que han hecho de las escolleras de playa Miramar su hábitat, por lo que agrupaciones dedicadas a su protección pugnan por aplicar un programa de control de natalidad y enfermedades.

Lejos de pensar en una reubicación, la asociación civil “No a la cacería de mapaches en Tampico-Miramar” ha establecido la opción de poner en marcha una campaña de esterilización en la que se convoque a veterinarios, Gobierno y sociedad.

Son un promedio de 240 de estos animalitos que se distribuyen en 1.2 kilómetros, desde el monumento a los Marinos Caídos hasta la punta del rompeolas, los que en comparación con el año pasado aumentaron en aproximadamente un 10 %.

“Desde un inicio nosotros hemos propuesto que se desarrolle un programa de control de la especie que abarque esterilizaciones de mapaches hembras y macho para evitar justamente una sobrepoblación”, dijo Hortensia Covarrubias Rubalcaba, presidenta de la Asociación que protege esta especie.

Estos simpáticos mamíferos se han convertido en uno de los mayores atractivos de las escolleras pero autoridades han propuesto en diversas ocaciones retirarlos por considerar que ese no es un hábitat natural.

La AC defensora promovió incluso un amparo federal para detener esos intentos en la administración de Jaime Turrubiates Solís y se mantienen en la postura de aplicar un plan de control y no quitarlos de la orilla del mar.

Los mapaches, del náhuatl Mapach que significa que tiene menos debido a la característica prensil de sus garras, son una verdadera sorpresa para los paseantes foráneos que arriban a esta zona, donde el río Pánuco descarga su torrente al Golfo de México.

Los alimentan y se convierten en protagonistas de una gran cantidad de selfies, mientras que estos reciben como comida desde chicharrones, palomitas hasta maíz que se vende en esa zona.

Son animales de bosques cercanos a ríos, teniendo su principal morada en el área de casuarinas de playa, teniendo ciclos anuales de reproducción que se busca controlar, “así como marcar aquellos que estén esterilizados para evitar sean intervenidos dos veces” dijo la activista.

/afa