abc Radio


Proponen reducir nóminas municipales en Sonora

  • 75 por ciento de los ayuntamientos del Estado gastan más en
    sueldos que en otros rubros

Leonardo Rodríguez, El Sol de Hermosillo

HERMOSILLO, Son. (OEM-Informex).- En vista de que según cuentas
del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) el 75
por ciento de los ayuntamientos del Estado no pueden justificar su
gasto corriente, respecto a su número de funcionarios, es decir,
que gastan más en nómina que en otros rubros de gran importancia,
la diputada, Célida López Cárdenas, presentó una iniciativa de
reforma para reducir el número de servidores públicos de los
gobiernos municipales.

La legisladora del Partido Acción Nacional dio a conocer una
iniciativa de reforma a la  Ley de Gobierno y administración
municipal, debido a que por esta clase de problemas en municipios
menores de 10 mil habitantes, toda la partida de fondos federales
llega a gastarse en nóminas de funcionarios, al igual que gran
parte de los recursos que bien podrían invertirse en obra
pública.

“Quiero compartir la gran inquietud de qué es lo que está
sucediendo en los ayuntamientos de todo el Estado, respecto al
porcentaje de flujos sobre recursos que se van para pago de
nómina, servicios personales obviamente englobados con gasto
corriente. Lamentablemente la mayoría de los municipios menores de
10 mil habitantes, todas su participaciones federales se van a
pagos de nómina”, externó.

Esto se debe principalmente, dijo, a la serie de compadrazgos y
compromisos de campaña que vienen ligados a cada cambio de
administración municipal, lo que deriva en una basificación
masiva de allegados al final de cada trienio, que a lo largo de los
años ha generado un incremento insostenible del aparato
burocrático.

“Antes de salir un Alcalde si sabe que va a entregarle el
Ayuntamiento a opositor basifica a sus allegados y este es el
cuento de nunca acabar… los ingresos que deberían ir destinados
para poder cumplir con las obligaciones constitucionales de un
alcalde se van en es estar pagando nómina”.

Es por estos motivos que la reforma contempla una reducción de
gastos en sueldos, esperando que para el 2018 los resultados de las
fiscalizaciones del ISAF pasen a números más favorables, además
de buscar que el 30 por ciento de los excedentes se destinen  al
pago de deudas de los ayuntamientos y otro porcentaje al gasto en
obra pública.