abc Radio

Proyectos carreteros para Veracruz llevan años de retraso; no tienen fecha de conclusión

  • Tania Aviles
  • Miércoles 7 de agosto de 2019
  • en República

 

Los megaproyectos carreteros presidenciales para Veracruz, anunciados durante la administración que encabezó Enrique Peña Nieto, han registrado uno de los retrasos más grandes en la entidad: las autopistas Tuxpan-Tampico y la Cardel-Poza Rica, así como la modernización del tramo Jáltipan-Acayucan no tienen fecha de conclusión disponibles.

Mientras que el actual Gobierno Federal del presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a cargo de Javier Jiménez Espriú, planea continuar este año con la construcción de dichas obras en la entidad, mismas que alcanzan entre el 51 y 60 por ciento de avance físico.

 

MOTA-ENGIL EN VERACRUZ

De acuerdo con su página oficial, la empresa Mota-Engil inició en 2008 operaciones en México, con la construcción de la autopista Perote-Xalapa, “para lo cual fueron constituidas la constructora Autopista Perote-Xalapa, SA de CV, mantenida en partes iguales por las empresas Mota-Engil, Engenharia e Construção e Isolux Corsan, y la respectiva concesionaria Autopista Perote-Xalapa, S.A de C.V., participada por Ascendi”.

Posteriormente, en 2012, se constituyó Mota- Engil S.A de C.V., con operación en varios estados de México.

Actualmente, dentro de su cartera de obras en México, destaca la autopista Tuxpan-Tampico y la Cardel-Poza Rica. La primera tuvo una fecha estimada de inicio de construcción el 11 de enero de 2016; la segunda, con fecha de inicio el 27 de agosto de 2014, que luego fue modificada para iniciar el 9 de noviembre de2015.

Los reportes oficiales indican un avance de 60 por ciento, para ambos proyectos.

LA TUXPAN-TAMPICO

La autopista Tuxpan-Tampico, tramo Tuxpan-Ozuluama, está a cargo de Mota- Engil, basada en un contrato de construcción y concesión por un periodo de 30 años para la explotación y conservación sobre una extensión de 106. 6 km., que incluye 28 puentes y viaductos.

Respecto de la fecha de conclusión, la empresa refiere que está “en curso”; por su parte, la SCT indicaba, hasta el 4 de abril de 2018, que la obra presentaba un avance físico de 60 por ciento, con fecha de conclusión e inauguración “no disponible”.

Para junio de 2019, la Dirección General de Conservación de Carreteras de la SCT, informó los avances físicos-financieros de tres obras de conservación periódica en la Tuxpan-Tampico y una denominada “recuperación”, con avances físicos de 0%, 1.26%, 34.70% y 9.33%, respectivamente, con una asignación de 131 millones 341 mil 574 pesos, de los cuales reportó un avance financiero de 19.95, 20, 78, 36.39 y 26.88, cada uno.

Cabe mencionar que esta obra fue un compromiso presidencial a cargo del entonces presidente Enrique Peña Nieto, quien a través del titular de la SCT Gerardo Ruiz Esparza, cedió un contrato a la concesionaria Autopista Tuxpan-México S.A de C.V., representada por Joao Pedro Dos Santos Dinis Parreira y Alan Armando Avilés Leal, como resultado de la Licitación Pública Internacional No.00009076-003-14, con fecha 26 de septiembre de 2014.

La inversión estimada fue de 7 mil 842 millones 301 mil 536 pesos, de los cuales el 67 por ciento es financiamiento privado y 33 por ciento con recursos del Fonadin (Fondo Nacional de Infraestructura), asimismo la principal fuente de pago son las cuotas de peaje cobradas por la concesionaria.

De acuerdo con el contrato, el inicio de construcción de la obra se estableció el 11 de enero de 2016, con un término de vencimiento de operación por parte de la empresa, para el 2 de noviembre de 2044.

Las empresas asociadas con la concesionaria de dicha obra están Mota-Engil, Desarrollo y Recuperaciones Urbanas, Grupo Promotor de Desarrollo e Infraestructura.

Sin embargo, a principios de julio de este año, el avance de la obra presentó conflictos entre la empresa y localidades de Tuxpan, como Frijolillo e Higueral, por falta incumplimiento de obras de mitigación de riesgos de inundación en la parte final del tramo de la autopista, con amenazas de bloqueo de obra por parte de las comunidades afectadas.

LA CARDEL-POZA RICA

La autopista Cardel- Poza Rica, fue otro compromiso federal, del cual se reportaba –el 26 de abril de 2018– un avance de 60 por ciento, con fecha de conclusión “no disponible”, a cargo de la concesionaria Autopista Cardel Poza Rica S.A de C.V, de la empresa Mota Engil y sus asociados Promotor Desarrollo de Infraestructura y M.E.P Latinoamérica.

La concesión a 30 años, que vence el 30 de julio de 2044, contempla la construcción del tramo de Laguna Verde-Nautla-Gutiérrez Zamora.

Al inicio, tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) estimaron una inversión de 5 mil 982 millones 411 mil 322 pesos, aunque en los registros de la SCT, en el apartado de Obras Pública e Infraestructura, refiere un monto de 3 mil 470 millones de pesos.

Hasta el 31 de marzo de 2019, Banobras indicó que la carretera opera parcialmente, con la inauguración del tramo Nautla-Gutiérrez Zamora, realizado el 14 de mayo de 2018. Mientras que el tramo Laguna Verde-Nautla sigue en construcción.

Cabe mencionar que durante el evento de inauguración, el entonces presidente Enrique Peña Nieto destacó que la segunda parte de la autopista, junto con la nueva autopista Tuxpan-Tampico, tramo Tuxpan-Ozuluama, estarían concluidas en agosto y septiembre de 2018, con lo que se cumpliría en su totalidad con los compromisos de gobierno. Sin embargo, la obra se mantiene en retraso, principalmente por conflictos con habitantes de la región.

En julio de 2019, como resultado de un anteproyecto presentado por la diputada local de Morena, Ana Miriam Férraez Centeno, el Congreso de Veracruz aprobó un acuerdo en el que se pedía al Gobierno Federal la revisión de la obra y realizar acciones para evitar el represamiento de las aguas que se desborden de los ríos Nautla y Chapachapa; y de los arroyos Colorado y La Bacinica.

El propósito del acuerdo fue para “salvaguardar la vida, la integridad física y el patrimonio de los habitantes de la comunidad Felipe Carrillo Puerto, del municipio de Martínez de la Torre”.

Posteriormente, a inicios de agosto, el avance de la construcción de dicha autopista presentó complicaciones al enfrentarse una querella por parte de la familia Spinoso Carrera, que denunció el incumplimiento de un amparo federal que ordenaba a la constructora abstenerse de realizar trabajos de construcción en los predios propiedad de la mencionada familia.

EL TRAMO JÁLTIPAN-ACAYUCAN

La modernización de la carretera federal México 180, en el tramo Jáltipan-Acayucan (Primera Etapa), fue otro de los compromisos presidenciales incumplidos, que actualmente se mantienen en espera para la continuación de ejecución de obra que inició el 24 de febrero de 2014.

Con una inversión total de 859.5 millones de pesos, se tenía previsto su inauguración el 28 de septiembre de 2018; no obstante, hasta el 17 de diciembre del mismo año, la SCT reportaba un 51 por ciento de avance físico.

Dentro del Informe de la Cuenta Pública 2016, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades con respecto a dos contratos de obra pública relacionados con la ejecución del proyecto carretero federal, en los tramos San Andrés Tuxtla-Catemaco y Cosoleacaque-Jáltipan: se constató que no se habían realizado los trabajos correspondientes en el subtramo del km 139+000 al km 139+900.

Otro de los problemas que presentó la obra fue la solicitud de manera irrevocable por parte de representantes comunitarios de Sihuapan, en el municipio de San Andrés Tuxtla, de frenar la ampliación de la carretera en lo correspondiente a la zona urbana.

En julio de 2019, a través del Diario Oficial de la Federación, la SCT presentó el resumen de la convocatoria relacionada con la Licitación Pública Nacional LO-009000938-E101-2019 para la realización de los trabajos faltantes en la construcción de terracerías, obras de drenaje, pavimentación de concreto asfáltico, obras complementarias y señalamientos de la carretera federal 180 Coatzacoalcos-Salina Cruz, en el tramo Jáltipan-Acayucan.

El fallo de dicha licitación ha presentado retrasos, mismo que debió haberse dado el pasado 6 de mayo, pero la SCT instruyó que se daría hasta nuevo aviso. Se prevé que el próximo 9 de agosto, la SCT informe al respecto.

LOS NUEVOS COMPROMISOS

El pasado mes de agosto, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dio a conocer que para este año el Gobierno Federal destinará 45 mil millones de pesos para concluir 200 obras pendientes de administraciones anteriores.

De acuerdo con el Programa de Trabajo SCT, durante 2019, la Subsecretaría de Infraestructura planea con la construcción de 17 autopistas en el país, entre las que incluyen la autopista Cardel-Poza Rica, tramo Nautla-Laguna Verde; laTuxpan-Tampico, tramo Naranjos-Ozuluama y entronque Los Gil-Entr. Buenos Aires.

También se contempla la modernización del Corredor Transístmico “para constituirse como el principal corredor económico de la región sur-sureste, que integra la modernización de la carretera Acayucan-La Ventosa”.

Por parte de Capufe (Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos), con recursos del Fonadin, se ejecutarán trabajos de conservación mayor en 903 kilómetros-cuerpo en 18 autopistas del país, entre las que se enlistan cuatro de Veracruz: la autopista La Tinaja-Isla; Acayucan-Colosoleacaque; Córdoba-Veracruz; Agua Dulce-Cárdenas, Las Choapas-Raudales-Ocozocoautla.

Dentro del sector marítimo portuario se encuentra como proyecto prioritario la modernización y ampliación del puerto de Salina Cruz y Coatzacoalcos, como parte del proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, y la consolidación de la ampliación y reorganización del antiguo puerto de Veracruz.

A través de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, la SCT realizará el dragado de mantenimiento, la adquisición de equipo para señalamiento marítimo y obras complementarias de acceso a la aduana en el puerto de Tuxpan, así como la construcción de plantas de tratamiento de aguas en este recinto portuario.

También planea el inicio del desarrollo de infraestructura portuaria en la Laguna de Pajaritos (Etapa 2); el dragado de mantenimiento en el puerto de Coatzacoalcos y el puerto de Tecolutla.

El documento oficial indica que se ejecutarán dos obras para el desarrollo de la zona de actividades logísticas, el libramiento ferroviario a Santa Fe y la nueva aduana de puerto de Veracruz.

Finalmente, con inversión de recursos privados, la SCT continuará con la ampliación natural del puerto de Veracruz en la zona norte y la segunda etapa del Parque Logístico.