abc Radio

Quiénes son Ovidio e Iván, hijos de El Chapo Guzmán

  • Alejandra Trujillo
  • Jueves 17 de octubre de 2019
  • en República

Las autoridades de EU tienen en la mira a los hijos del capo por su actividad en el narcotráfico

Gabriel Xantomila | El Sol de México

Iván Archivaldo Guzmán Salazar, conocido como “El Chapito”, nació en Sinaloa en 1983. Es hijo de Joaquín El Chapo Guzmán y Alejandrina Salazar. En 2005 fue arrestado y detenido en un operativo en Zapopan, Jalisco, cuando apenas tenía 22 años.

Fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social Número 1, La Palma, acusado por lavado de dinero, y en 2008 fue puesto en libertad luego de que el juez desestimó todos los cargos en su contra.

El Chapo tuvo a “El Chapito” con su tercera esposa, Alejandrina Salazar, y los rumores apuntan a que es el hijo favorito del narcotraficante.

Desde 2012, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos persigue a Iván Archivaldo y a su hermano, Alfredo Guzmán Salazar, y a la madre de ambos, pues se les acusa de participar en una red de narcotráfico.

Ovidio Guzmán “El Ratón”
Mientras que Ovidio Guzmán López, de 28 años de edad, es conocido como “El Ratón” o “Ratón Nuevo”.

Ovidio Guzmán es hijo de la segunda esposa de El Chapo, Griselda López Pérez.

“El Ratón” es identificado como miembro del cártel de Sinaloa. Enfrenta cargos en Estados Unidos por conspiración para traficar cocaína, metanfetaminas y marihuana de México.

El hijo de El Chapo aparece en varios registros judiciales y del Tesoro en Estados Unidos por actividades relacionadas con el narcotráfico.

El Chapo tuvo al menos diez hijos con tres esposas distintas, cuatro con la segunda y unas gemelas con la tercera, las cuales fueron vistas durante su juicio en Estados Unidos.

Guzmán Loera purga sentencia de cadena perpetua en la prisión federal de máxima seguridad en Florence, estado de Colorado, considerada de las más seguras de Estados Unidos y del mundo, y que es conocida como “el Alcatraz de las Rocosas” o Supermax, al sur de Denver, Estados Unidos.

Fue declarado culpable el pasado febrero de 2018 por un jurado de Nueva York de 10 cargos, incluida la participación en una empresa criminal continuada y tráfico de drogas, entre otros, y sentenciado a cadena perpetua.