abc Radio


Rechaza INEGI incluir a personas de talla baja en censo

Nancy Venegas

Pese a que en México no existe cifras oficiales respecto a la
población de talla baja, funcionarios del INEGI rechazaron la
petición del Consejo Nacional de Gente Pequeña (CNGP), para que
el próximo censo se incluyera a este sector. El Instituto
respondió que no es prioritario el tema.

Ricardo Castro presidente del CNGP insistirá en la solicitud, a
fin de que se implementen políticas oportunas y adecuadas en la
atención de personas de talla baja.

Hace 3 mese el CNGP a través del Senado de la República,
inició las gestiones ante el INEGI para que en el próximo censo
de población, se incluyera en los cuestionarios una pregunta:
“¿Qué tipo de enanismo se presenta?”

Entérate: 

Muestra mejoría la economía de México, según datos del INEGI

Con esta sencilla cuestionamiento en cifras la población de
talla baja dejaría de ser invisible, por primera vez en el país
se tendría una estadística real.

Hace 2 semanas el INEGI rechazó el planteamiento del CNGP.

“Tuvimos una respuesta negativa en este primer acercamiento,
pero vamos a seguir trabajando de ser necesario vamos a tener que
todavía presionar un poco, son cifras que necesitamos saber y es
algo que depende de ellos nada más es algo de su trabajo… Nos
dieron una respuesta política, burocrática, hay falta de
disposición no es un tema prioritario para el INEGI”, dijo
Ricardo Castro, presidente del CNGP.

Según el CNGP, se estima que en territorio nacional viven más
de 30 mil personas de talla baja, pues por el promedio de
nacimiento de bebés con acondroplasis es de uno por cada 25
mil.

Lee también: 

Bajó tasa de desocupación a 3.7% en agosto, reporta el INEGI

“Pero es algo variado no hay cifras la acondroplasia es lo
más común pero hay 200 tipos de enanismo”, dijo Marisela
Herrera, presidenta de la fundación 'De la cabeza al cielo'.

Ricardo Castro explicó que tener cifras sobre la realidad de la
población con talla baja, permitirá mejorar la atención médica
y programas de apoyo.

“Esto nos sirve para adaptar las políticas públicas de
salud, para identificar el tipo de enanismo que se tenga, porque
por el desconocimiento se está dejando de atender a estar personas
y es lo que necesitamos saber cuántos son, dónde están”.