abc Radio


Recupera Q. Roo predios vendidos por Borge: gobernador

Rafael Martínez, Corresponsal / El Sol de México

CANCÚN, Q. Roo. (OEM-Informex).- Tras el aseguramiento de 25
inmuebles propiedad del Gobierno de Quintana Roo, cuyo valor rebasa
los cinco mil millones de pesos, y que fueron vendidos de manera
irregular en la administración de Roberto Borge, el gobernador
Carlos Joaquín señaló que “insistiremos en que se recuperen
los recursos desviados y el patrimonio de los quintanarroenses.
Seguiremos aportando pruebas y apoyo a la PGR para que se haga
justicia en el Estado”.

La semana pasada, Procuraduría General de la República (PGR),
a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de
Delincuencia Organizada (SEIDO), decretó el aseguramiento
precautorio de 25 predios sujetos a enajenaciones irregulares
durante la administración del anterior gobierno del estado de
Quintana Roo, al considerarse objeto o producto del delito de
Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita.

Entre las personas beneficiadas con esta ilegal transacción,
presuntamente se encuentra al madre del exgobernador, toda vez que
el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de la isla de
Cozumel puede verse la anotación realizada a un predio de 44 mil
421 metros cuadrados colindante con el mar Caribe y que el IPAE
vendió a la señora Rosa Yolanda Angulo Castilla por un monto de 6
millones 108 mil pesos, muy por debajo del valor comercial del
mismo.

Otro predio de cuatro mil 432 metros cuadrados también ubicado
en Cozumel y que fue vendido por el IPAE a la madre del ex
gobernador Borge Angulo por 886 mil pesos, también tiene una
anotación como bien asegurado.

Ante ello, el gobernador Carlos Joaquín indicó que el Gobierno
de Quintana Roo ha integrado y presentado denuncias ante la
Fiscalía del Estado así como la PGR para que se haga justicia, y
combatir la corrupción y la impunidad.

Señaló que “después de presentar las denuncias, hemos
coadyuvado a integrar las averiguaciones previas y hemos apoyado
las investigaciones, facilitando el trabajo de la autoridad
federal. Seguiremos insistiendo ante todas las instancias que se
haga justicia”.

Las denuncias presentadas el 14 de noviembre por la
administración de Carlos Joaquín se refieren a 850 hectáreas de
la reserva territorial, que se identificaron como vendidas a
precios menores a su valor, incluso al 1 por ciento; algunas
vendidas irregularmente a unos 20 compradores vinculados al ex
mandatario Roberto Borge

Dicha medida precautoria fue decretada por el Ministerio
Público de la Federación, como parte de la Carpeta de
Investigación iniciada con motivo de la denuncia interpuesta por
la Consejera Jurídica del Poder Ejecutivo del estado de Quintana
Roo, en la cual se hizo del conocimiento que durante el periodo de
abril de 2011 y abril de 2014, fueron enajenados, de manera
irregular y a un precio muy por debajo del valor comercial,
múltiples inmuebles propiedad del Gobierno del estado de Quintana
Roo.

Por lo anterior, el Ministerio Público Investigador ordenó se
realizaran todas y cada una de las diligencias necesarias para la
correcta investigación de los hechos, con lo que se pudo concluir,
de manera provisional, la existencia de irregularidades en el
proceso de enajenación de los inmuebles, además de que se logró
corroborar que, en su totalidad, los inmuebles, en promedio, se
vendieron, aproximadamente, al 6 por ciento de su valor
comercial.

Por ello, con la finalidad de evitar la destrucción de
elementos de convicción y de salvaguardar la eficacia patrimonial
del estado de Quintana Roo, la Procuraduría General de la
República decretó el aseguramiento precautorio de 25 inmuebles,
cuyo valor comercial rebasa los cinco mil millones de pesos.

Otros dos predios asegurados corresponden a uno de 12 mil 445
metros cuadrados y uno más de 7 mil 453 metros cuadrados que le
fueron vendidos a César Celso González en 1 millón 244 mil pesos
y 745 mil pesos, respectivamente.

Ambos predios que eran del patrimonio privado del estado de
Quintana Roo le fueron entregados a quien fue denunciado como
presunto prestanombres de Roberto Borge Angulo, dos meses después
de que éste rindiera protesta como gobernador del estado de
Quintana Roo; posteriormente fueron traslados a la sociedad
mercantil “Caracol 65”, creada por éste y por la secretaria
del padre de Roberto Borge, María Lourdes Pinelo.