abc Radio


Se entrega el presidente del Congreso Nacional Ciudadano

Con las manos en alto, el presidente del Congreso Nacional
Ciudadano, una de las organizaciones que convocó a la marcha mitin
del jueves, llegó a palacio de Gobierno estatal para entregarse a
la autoridad.

Y es que Gilberto Lozano decidió entregarse luego de que el
gobernador del Estado, Jaime Rodríguez considerará que incitó a
la violencia durante la manifestación.

Sin embargo, al arribar a la antesala del despacho del
“Bronco”, el dirigente acusó que el Gobierno de Rodríguez
podría haber reventado la manifestación para tratar de opacar la
participación de más de 20 mil ciudadanos.

Culpó al Gobierno de haber dejado solos a los organizadores de
la movilización, a pesar de que había ofrecido apoyo a través de
Fuerza Civil.

"Nos dejaron desprotegidos con todo ese grupo que venían
encapuchados, con palos y con mochilas cargadas con piedras".

"Me acusó, me señaló y puso en riesgo a mi familia, espero
que venga con la orden de aprehensión, aquí estoy", dijo ante los
medios y los trabajadores de guardia del solitario despacho.

Luego Gilberto Lozano lanzó el retó al Estado a presentar
pruebas de que provocó los disturbios y de que se actúe en su
contra y miles de ciudadanos. GOBIERNO BUSCA REPARAR LOS
VITRALES

El Estado define el plan de acción a seguir para la
restauración de los vitrales del Palacio de Gobierno que
resultaron dañados durante actos vandálicos, tras una
manifestación por el alza del precio de las gasolinas
Representantes de las secretarías de Infraestructura y de
Desarrollo Sustentable, Conarte, 3 Museos, INAH, INBA y el proyecto
ciudadano Restáurika sostuvieron  una reunión para definir las
labores a realizar para la evaluación y restauración de los
bienes que resultaron afectados.

“Es un trabajo de coordinación complejo, ya que se trata de
un edificio que data del siglo XX, pero que tiene bienes muebles
del siglo XIX, por lo que se requiere la intervención del INAH y
del INBA”, señaló Ricardo Marcos, presidente de Conarte.

“También se presentaron daños en la puerta principal y el
piso de la entrada, por lo que se realizarán todos los estudios
necesarios para establecer el proceso de contingencia y
restauración.

“Las instituciones reunidas seguiremos trabajando en la
concientización y educación sobre el patrimonio cultural. Este es
un daño a toda la ciudadanía, porque a todos nos pertenece el
patrimonio cultural de Nuevo León”.

Desde la noche del jueves personal de 3 Museos realizó la
recolección y resguardo de las piezas que en algunos casos
servirán para el proceso de restauración.

Los vitrales destruidos son patrimonio histórico y artístico
de Nuevo León y datan de 1906.