abc Radio


Se hunde Chilpancingo entre toneladas de basura

Policías comunitarios de Mazatlán encañonaron a choferes de camionetas recolectoras de basura que pretendían llegar hasta el basurero de esa localidad para depositar ahí los desechos que se recolectan en la capital, los recolectores tuvieron que regresarse a Chilpancingo y metieron todas las camionetas al zócalo donde amenazan con descargar su carga si el gobierno municipal sigue sin ofrecerles un sitio para la disposición final de los residuos.

Los llamados de la “Basura jefa”, se fueron a la comunidad de Mazatlán amparados en un acuerdo que tuvieron con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, quien les ofreció que entrarán a esa población 40 camionetas en grupos de 10 para que no generaran inconvenientes a la población, y el propio alcalde les aseguró que ya había dialogado con la comisaria de este pueblo y no habría ningún problema.

“Confiados nos fuimos a descargar porque desde el viernes tenemos cargadas las camionetas y no hemos tenido un espacio adonde ir a tirar la basura, pero cuando llegamos los comunitarios nos cerraron paso y nos advirtieron que si tirábamos la basura ellos nos tirarían de balazos”, comentó uno de los choferes.

De inmediato los recolectores dieron media vuelta y volvieron al zócalo de Chilpancingo y en protesta por el engaño que les hizo el presidente municipal metieron hasta la explanada todas sus unidades con su maloliente carga.

Indicaron que lamentablemente el engaño de que fueron objeto por el presidente municipal los hizo gastar gasolina para ir hasta Mazatlán y allá estuvieron en peligro sus vidas, porque los comunitarios se portaron de una manera muy agresiva, “tuvimos miedo porque nos encañonaron y ustedes saben que muchas veces aunque no tengan intención de disparar se les puede ir un balazo”.

Alrededor de las 10 de la noche una comisión de líderes entró al palacio municipal para tener una mesa de trabajo con el alcalde y buscar otra alternativa de solución, “nosotros estamos en la postura de dialogar y hemos aguantado ya varios días pero no podemos más, por eso si el presidente vuelve a engañarnos o no nos da una alternativa tendremos que tirar la basura aquí en el zócalo para irnos a trabajar porque ya son muchos días que estamos parados y la familia necesita que llevemos para las tortillas”.