abc Radio


Se quedan varados transmigrantes en la Frontera Sur

  • Miércoles 21 de diciembre de 2016
  • en República

Rubén Zuñiga

TAPACHULA, Chis. (OEM-Informex).- Transmigrantes centro y
sudamericanos se han quedado varados por 24 y 48 horas en
territorio nacional, específicamente en el municipio fronterizo de
Tuxtla Chico, Chiapas, debido a la lentitud de los trámites que
hace la aduana de México y Guatemala.

De lado de México, los trámites aduanales son tardados,
incluso los turistas tienen que hacer fila para regresar a
México.

La misma lentitud se observa de lado guatemalteco y no se ha
podido agilizar el ingreso de centroamericanos que desean llegar a
Tapachula, Chiapas, o cualquier otro punto para hacer compras o
turismo.

Los transmigrantes también deben pagar la cantidad de 150
quetzales o 300 pesos mexicanos a particulares que les cobran
derecho de piso y servicio de seguridad mientras esperan, en caso
contrario, sus vehiculos son saqueados y la mercancía robada.

Uno de los transmigrantes, quien dijo responder al nombre de
Federico Chilel, relató que México está sacando los carros
rápido, pero Guatemala no quiere abrir la frontera, pues parece
que el tráfico está en los parqueos, (estacionamientos).

"Están saturados y la gente no puede pasar a otros lados; y
ahí en los parqueos se hacen los trámites para los impuestos y
mientras no liberen la aduana los carros por los impuestos, no se
puede circular hacía Guatemala”, explicó.

Expuso que su viaje inició desde Indianapolis, Indiana, en
donde compró vehículos para venderlos en Guatemala.

Reconoció que en carretera no tuvieron problemas, pero aquí se
toparon con situaciones como robos y para no caer en manos de
delincuentes tienen que pagar 150 pesos a desconocidos para que los
protejan, lo que pone en evidencia la mafia que existe en la
frontera.

Por su parte, el turista Otto Orozco, quien visitó una tienda
trasnacional, expresó que en diciembre siempre viene y compra
abarrotes.

Nosotros siempre pasábamos sin problemas, hasta ahora vemos que
hay una gran cola, así que ahorita ya íbamos a pasar, ahora nos
dicen que hay que hacer cola y es la primeva vez que se hace
esto”, expuso.

Así también, el habitante de Talismán, Tuxtla Chico, Jesús
Miguel Salgado Cárdenas, expresó que en este mes de diciembre el
flujo de migrantes, turistas y transmigrantes aumenta, sin embargo
este año se ve un descontrol total.

Relató que como habitantes saben que el sistema de aduana de
México es lento y deficiente, porque a veces se cae el sistema y
los agentes son abusivos.

Confirmó que los transmigrantes pasan desde las siete de la
mañana hasta las siete de la noche, pero después de ese horario
se cierra la frontera y no se puede documentar más vehículos.

Expuso que en esta época se ven favorecidos los comercios,
aduanas y hoteles de ese sitio fronterizo, esto por la presencia
del turismo y transmigrantes que ingresan a México.

Por ahora, la lentitud y el tortugismo de las autoridades
mexicanas y guatemaltecas, convierte en un calvario el pasar de
México a Guatemala y viceversa, ya que de lado guatemalteco
también existe lentitud en el servicio y los turistas, así como
transmigrantes pierden varias horas en esperar de ingresar a
territorio azteca, así como al momento de salir de nuestro
país.

Los más beneficiados por la ineficiencia de las aduanas de
ambos países son los cacos, quienes ya operan y cobran cuotas de
150 quetzales para ofrecer seguridad, esto a plena luz del día,
sin ser molestados por ninguna autoridad federal, estatal o
municipal.

(TRANSMIGRANTES)

VARIOS kilómetros de filas de transmigrantes se observan
varados en Talismán, Tuxtla Chico, punto fronterizo de México con
Guatemala.