abc Radio


Se seca el río Huixtla

POR RUBÉN ZÚÑIGA

La temporada de estiaje, la deforestación y el calor han
provocado que afluentes como el río Huixtla estén a 30 por ciento
de su capacidad y se haya perdido un aproximado de 60 mil
hectáreas de árboles que se encontraban en la ribera.

Ahora, también existe la compra-venta de árboles, que son
adquiridos por personas ajenas a las comunidades y ejidos de la
zona alta de Huixtla, lo que ha provocado mayor deforestación.

Así lo confirmó el gerente de cuenca del río Huixtla, Homero
López, representante de la sociedad civil ante la Comisión
Nacional del Agua (CNA), quien expresó que debido a que se han
perdido más de 100 hectáreas de árboles en ese afluente, este
podría disminuir su caudal aún más en la temporada de
estiaje.

“La cuenca del río Huixtla está sufriendo mucho, hay
demasiada deforestación, hay tala de árboles de la zona alta y el
río llega hasta La Encrucijada, pero lo estamos perdiendo por la
tala de árboles y por la descarga de drenajes en ese río”,
dijo.

Expresó que se calcula que la deforestación es severa, ya que
se ha recorrido la zona alta de Huixtla y la gente está
deforestando.

Manifestó que al existir una deforestación, el caudal del río
Huixtla se encuentra en un 30 por ciento de su capacidad, afluente
que es compartido con los municipios de Tuzantán y Villa
Comaltitlán.

Expresó que es necesaria una gerencia de cuencas en Huixtla,
para buscar apoyos y recursos y así realizar labores de desazolve
de la cuenca, así como de reforestación, la cual ya realizan en
coordinación con las escuelas de educación básica.

Por último, expuso que es necesario que toda la sociedad se
preocupe por no talar árboles, hacer uso adecuado del agua y no
contaminar los ríos, para mantener el suministro de agua del río,
que no solo beneficia a los huixtlecos, sino a todo el
ecosistema.