abc Radio


Se secan ríos de la región de Xalapa por falta de lluvias

  • Tania Aviles
  • Viernes 31 de mayo de 2019
  • en República

Ríos que circundan Xalapa, como el Consolapa y el Pixquiac, están secos en algunas partes de su trayecto; aunque en algunos otros puntos se pueden ver algunas pozas, la realidad es que éstos ya no tienen corriente.

Algunos vecinos aledaños a estos ríos refieren que utilizan lo que era el lecho del río como veredas para cortar camino a su destino final.

Quizás uno de los más afectados es el Consolapa, ese río que en temporada de lluvias incluso amenaza con desbordarse y afectar a las viviendas cercanas, hoy luce seco, casi como un desierto.

En algunas partes tanto el Consolapa como el Pixquiac sólo tienen pequeñas pozas que han quedado en algunos puntos que hiciera recordar a los oasis en medio del desierto.

Juan Medina, habitante de la zona de Zoncuantla, refirió que es una tristeza ver el cauce del río seco, pues la realidad es que en años anteriores ha bajado su nivel, pero siempre por lo menos quedaba una ligera corriente de agua.

En este momento incluso se puede caminar en el lecho del río, por lo que se puede pasar de una a otra piedra e incluso ver cómo el río ha socavado en algunas zonas, ya sea debajo de un árbol o de algunos cimientos de bardas cercanas.

Cabe destacar que el río quedó seco en sólo 26 días, pues el agua prácticamente desapareció del río Consolapa y es que el 4 de mayo el fotógrafo de Diario de Xalapa, Jesús Escamiroza, tomó una fotografía donde un padre de familia estaba con su hijo nadando en una poza que era llenada por la ligera corriente del río Pixquiac.

Hoy esa poza ya no existe y en su lugar sólo hay polvo y piedras, al igual que los alrededores de esos afluentes.

El río Consolapa también padece el mismo problema, y es que al subir a alguno de los puentes o los pasos vehiculares que tienen esos afluentes sólo se logra ver un largo camino de piedras y en la margen la yerba que se empieza secar por la falta de agua.

En las pozas que aún se mantienen de esos afluentes se puede ver cómo loscharales se refugian y nadan con dificultad, pues al ser prácticamente un espejo de agua, éste se calienta y los afecta.

Cabe recordar que en este mes que concluye se presentaron varias olas de calor y se alcanzaron temperaturas muy altas para esta zona, pero además se tuvo escasez de lluvias, esto ha contribuido a que los ríos bajen no sólo como cada año, sino que incluso algunos como el Pixquiac y Consolapa lleguen a secarse.