abc Radio

Sequía amenaza a Tamaulipas

  • Tania Aviles
  • Lunes 28 de octubre de 2019
  • en República

Ciudad Victoria Tams., La crisis de falta de agua impacta severamente a estados como Tamaulipas previendo que en la próxima década este problema se agudice con mayor severidad ante el aumento en los niveles de consumo y los prolongados periodos de estiaje.

La falta de infraestructura de almacenamiento es otro grave problema, aunado al desperdicio diario que se genera por fugas de líquido potable por el deterioro de las líneas de distribución ante la falta de inversión durante décadas.

Municipios como Matamoros, Reynosa, Ciudad Victoria y Ciudad Madero ya enfrentan esta situación al igual que otros más pequeños como Villa de Casas, Jaumave, Jiménez, Tula, Palmillas, Llera, Burgos, Méndez y Cruillas.

El tesorero de la Asociación Ciudadanos en Acción por México, Roque Angel Montil, aseguró que “el crecimiento poblacional e industrial demanda mayor dotación de agua por lo que se tienen que aplicar acciones urgentes”.

La sequía y los bajos niveles de los cuerpos de agua, tanto superficiales como subterráneas, son factores que provocan el desabasto de agua en varias ciudades del estado.

En estudios realizados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), las principales ciudades de Tamaulipas, podrían sufrir una crisis severa en materia de agua potable para el año 2030 que está ya muy cerca.

Se aproxima un grave problema para los tamaulipecos en los próximos 11 años, debido a la inoperancia de las redes de distribución, por presentar grandes pérdidas de agua y por la falta de cobertura afectándose a más de un millón de habitantes principalmente en las poblaciones de la frontera, por lo cual el gobierno del estado realiza una serie de estudios para resolver la situación antes de que se presente crisis global.

En tanto el presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas, Jesús Abud Saldívar, indicó que “se integró una mesa de trabajo con la Comisión Nacional del Agua (CNA) para dar continuidad a los planteamientos y que se inviertan en los próximos cuatro años al menos 500 millones de pesos en las obras de contención de diques en el sistema Chairel para evitar desperdicios de agua que actualmente ocurren hacía zonas salonres.

AGUA DE PRIMER USO

Para dar respuesta al déficit actual en varias localidades rurales y de alta marginalidad de municipios que tienen problemas de abastecimiento, la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (CEAT) implementó un programa permanente de distribución de agua de primer uso, que recorren municipios que tienen problemas con el abastecimiento, principalmente en regiones del altiplano y rurales.

También, se analizan soluciones alternativas para dar respuesta a la demanda de agua por parte de la población, como el trasvase de agua entre cuencas en función de su disponibilidad, tratamiento de agua salobre y salada, recarga de acuíferos con agua de lluvia y rehuso de agua residual tratada, entre otras.

Con los resultados que se obtengan del análisis técnico, económico y social de dichas alternativas se podrá dar respuesta a la problemática del déficit de agua a nivel estatal.

Además, en el presente año, el Estado invertirá recursos por más 600 millones de pesos con la finalidad de atender problemas prioritarios..

TRASVASE DE AGUA ENTRE PRESAS

Con el paso de la tormenta tropical “Fernand” por los estados del norte del país, los niveles de las presas subieron pero no a su máxima capacidad como en otras entidades.

La presa “El Cuchillo” ubicada en Nuevo León alcanzó el 100%, mientras que las de Tamaulipas no lograron su capacidad del 80%.

Luego de un acuerdo del Comité Nacional de Grandes Presas se consideró el trasvase de la presa “El Cuchillo” a la “Marte R. Gómez” que se ubica en la ciudad de Miguel Alemán, en Tamaulipas.

Con esto se logró que la presa ubicada en el norte del estado obtuviera un llenado de más del 75% de su capacidad.

Según a datos proporcionados por la CEAT, en julio del presente año la presa “República Española” ubicada en el municipio de Aldama se encontraba en el nivel más bajo de todas con 27% de su llenado, seguida de la presa “Falcón” ubicada en Guerrero con un 29%.

La presa “Ramiro Caballero D.”, tenía 34.1%; la “Marte R.Gómez”, 41.2%; la “Pedro J. Méndez”, 56.4%. Mientras que las presas Vicente Guerrero, y Emilio Portes Gil estaban al 70%. Porcentajes considerados críticos que con las pasadas lluvias se han logrado superar sin llegar a topes de llenado.

Los municipios fronterizos han vivido la temporada de estiaje lo que ha representado problemas para los productores agrícolas y ganaderos quienes han perdido miles de vacas por los efectos de la sequía.

De igual manera en la capital tamaulipeca presentó problemas de baja presión y en algunas colonias suspensión de servicio de agua por lo que la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) surtió el vital líquido a través de pipas.

Los síntomas de la crisis del agua ya ha comenzado a registrarse en varios puntos de la entidad con tandeos y constantes desabastos, lo que hace urgente la necesidad de más obras de almacenamiento pero sobre todo una mayor cultura de cuidado de este recurso, no renovable, que representa vida.