abc Radio


77 de cada 100 accidentes vehiculares ocurren en tramos rectos

C
ontrario a lo que se pensaría, 77 de cada 100 accidentes vehiculares ocurren en tramos rectos y no en las curvas, entronques o intersecciones.

Además, 51 de cada 100 se registra durante los sábados, domingos y lunes. Interprotección, que agrupa a empresas del sector asegurador, describe con base en estadísticas oficiales el “escenario perfecto” para un accidente de este tipo: conducir en un tramo recto, con un alineamiento a nivel, durante un domingo en el mes de mayo, en plena luz de día, con exceso de velocidad y a bordo de un camión (sencillo, combinado, furgoneta o pick up).

En 2016 se reportaron 12 mil 553 accidentes en la red de carreteras libres y de cuota, lo que significa que, en promedio, ocurrieron 35 percances diarios. De estos, 44% se debió al exceso de velocidad, seguido por invadir el carril contrario, 14% y por imprudencia del conductor o de un peatón, 9%.

Sábado, domingo y lunes son los días que concentran 51% de los accidentes de tránsito, en tanto que 52% ocurre durante el día. Por temporada, la Semana Santa es el periodo festivo del año más peligroso. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reporta que las pérdidas humanas sumaron dos mil 573 personas y cinco mil 130 heridos en ese año. En tanto que los daños materiales ascendieron a mil 15 millones de pesos.

A la cifra de siniestros en caminos federales se suman los 360 mil 51 accidentes de tránsito en zonas urbanas y suburbanas de México ocurridos en ese periodo, es decir, 986 cada día, en promedio. En este último tipo de siniestros, 91% fue responsabilidad del conductor, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En las
zonas
urbanas los principales accidentes son la colisión con otro vehículo, con un objeto fijo, con una motocicleta y con un peatón, en ese orden Contrario a lo que se pensaría sobre los tramos de camino que pudieran ser más peligrosos, son en las partes rectas (76.9% de los casos) en donde más siniestros se suscitan, por encima de las curvas, los entronques o las intersecciones