abc Radio


Afectación grave dejará marcha de microbuseros en la CDMX

La semana pasada el líder de la organización solicitó comprensión y las autoridades estiman gran caos

El Gobierno de la Ciudad exhortó a la población a tomar las previsiones necesarias para su traslado pues estimó que la marcha de la organización Fuerza Amplia de Transportistas (FAT), que exigen un incremento de al menos dos pesos a la tarifa, deje afectaciones graves en la Ciudad de México.

Desde la semana pasada el FAT anuncio su movimiento a partir de las 7:00 horas donde se cita a los transportistas en diferentes puntos viales de la ciudad con dirección al Zócalo, por lo que las autoridades capitalinas reiteraron su disposición a continuar con el diálogo a través de la Secretaría de Movilidad (Semovi) para evitar afectaciones en los traslados de la población, servicios hospitalarios y actividad económica.

Sobre el tema, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, dijo que ante este movimiento no hay alternativas viales para los automovilistas y desconocen el grado de afectación que se tendrá porque no saben cuántos transportistas participarán.

Sin embargo, informó que la Secretaría de Seguridad Ciudadana desplegará a dos mil elementos en diferentes puntos viales para realizar labores de tránsito y apoyar en la agilización, en tanto que la Secretaría de Gobierno desplegará a 300 servidores públicos en distintos puntos, mismos que se sumarán a los monitores que movilizará la Semovi en cada concentración.

Por su parte, el titular de la Semovi, Andrés Lajous, coincidió en que no tienen conocimiento sobre cuántos transportistas participarán, sin embargo, el servicio de transporte público que ofrece el Gobierno de la ciudad, operará de manera regular por lo que la movilización de los usuarios está garantizada.

Añadió que se mantiene abierta una mesa de diálogo con representantes de los transportistas de microbuses, autobuses, taxistas y empresas que operan el sistema Metrobús a quienes les han solicitado mejoras en el servicio que ofrecen, entre ellas, la instalación de GPS en las unidades para seguridad de los pasajeros y han platicado sobre la importancia de cobrar el pasaje con la tarjeta de transporte de la ciudad.

Fuente: SECSEGOB / Gráfico: Luis Calderón Guerra

Explicó que la mayoría de los transportistas acepta la instalación de los GPS por parte del Gobierno de la ciudad, sin embargo, hay un grupo que ha manifestado su desacuerdo, y han solicitado un incremento de hasta cinco pesos, mismos que no se aprobarán porque para este año no habrá incrementos en el pasaje.

El caso de las empresas que operan el Metrobús, demandan aumento del pago por kilómetro recorrido y se les ha propuesto revisar el tema, sólo si se comprometen a mejorar el servicio.

La semana pasada Nicolás Vázquez Figueroa, vocero de la Fuerza Amplia de Transportistas pidió la sensibilidad de los usuarios del servicio de transporte colectivo en la Ciudad de México y que sean capaces de comprender las legítimas y justas demandas de la organización.

Enfatizó que ya no pueden soportar más a los gobiernos que anteponen intereses políticos. “Quieren tener contentos a los votantes a costa de nuestra economía y nuestro patrimonio. Este año ya hubo incremento en los salarios, pero no lo hay para nosotros que seguimos sufriendo incrementos en gasolinas e insumos; sin una tarifa justa, es imposible que haya un mejor transporte”, dijo.

EN CONTRA DEL AUMENTO

Sorpresa y enojo de usuarios causó la propuesta sobre la tarifa de 13 pesos, que concesionarios y choferes de transportes públicos en la Ciudad de México, buscan que se les autorice.

Perla Vidal, expuso que el precio que exigen los transportistas “está muy, pero muy exagerado, complemente fuera de la realidad”.

Dijo que uno o dos pesos, ya les afectaría a los pasajeros y si pretenden casi lo triple, “sería algo absurdo, están bien pendejos”.

“No se lo merecen, porque cuando atropellan o chocan, mueran o queden lesionadas sus víctimas, no quieren responder por los accidentes que ellos mismos ocasionan, además de que sus micros los traen sucios, con asientos rotos y con música que sólo a los choferes les gusta, y a todo volumen”, aseveró.

Michelle Tenorio, dijo que regularmente es poco a poco el aumento registrado en los últimos años. “Les autorizan 50 centavos, uno o dos pesos, pero si actualmente el pasaje mínimo está a cinco pesos, ¿a poco de golpe les van a dejar cobrar ocho pesos más?”.

La estudiante Cinthya Martínez, señaló que diariamente lleva lo justo para el pasaje se ida y vuelta a su escuela, y que no podría pagar esa cantidad.

“Espero que no autoricen ese disparate, esa tarifa no la podríamos pagar muchos de nosotros”.