abc Radio


Ambulantes y vagoneros reclaman no ser tomados en cuenta

Insisten en que el Congreso local les abra la puerta para ser escuchados en su demanda de trabajo digno y organizado

Lavadores de autos, comerciantes ambulantes y vagoneros reclamaron ayer al legislador Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Congreso local, ser tomados en cuenta en la preparación del dictamen de las leyes secundarias en la materia.

Durante una conferencia de prensa, Nayeli y Trinidad Juan Hipólito, Max Simón Romero, Mayolo Juan Martínez e Hilaria Sánchez Martínez, entre otros dirigentes de esos sectores, dijeron que si los dejan participar saldrá una ley muy enriquecida, más que si solamente se invita a una organización.

Demandaron a dicho diputado de Morena dé cumplimiento al espíritu incluyente de la Constitución de la Ciudad de México, que escuche a las organizaciones y no a una sola.

Mayolo Juan Martínez, líder de la organización Nuevo Grupo de Ambulantes del Centro Histórico, llamó a que Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, se sume a esta discusión y recordó que en su momento estuvieron con el presidente Andrés Manuel López durante su plantón de 2006 en Paseo de la Reforma.

Reconoció que en el primer cuadro capitalino hay 106 organizaciones de vendedores semifijos, por lo que demandó tomarlas en cuenta, ante un parlamento abierto Nayelli Lliliana Juan Hipólito, dirigente de ambulantes, no descartó tomar las calles para exigir ser escuchados por las autoridades, que volteen a ver a las organizaciones sociales y afirmó que ser vendedor semifijo es la única salida para quienes no tiene otras opciones de sobrevivencia.

Hilaria Sánchez Martínez, líder de la Sociedad Indígena por un Trabajo Digno, dio a conocer que las multas que se aplican en el Juzgado Cívico ya son de 930 pesos para los vagoneros o son remitidos a El Torito, acusados de querer ganarse la vida honradamente.

Max Romero, representante del Bloque de Organizaciones Sociales Emiliano Zapata, informó que la mayoría de quienes se dedican al comercio informal son personas vulnerables. Y Marisela Díaz, dirigente en Tlalpan- Portales, denunció las agresiones con las que fueron levantados vendedores semifijos de sus puestos violentamente el año pasado y desde entonces la alcaldía de Benito Juárez no ha dejado que se reinstalen.