abc Radio


Autoridades piden extremar precauciones tras crecida de río Salado

  • Martes 26 de septiembre de 2017
  • en Sociedad

Las autoridades de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila, pidieron extremar precauciones y alertaron ante crecientes del río Salado y arroyos del área que inundaron la carretera Monterrey- Nuevo Laredo y que obligaron a su cierre luego de que se desgajó una parte de dos carriles de la autopista.

 

Inicialmente había sido cerrada desde las 6:00 de la mañana del martes, pero fue reabierta al paso de vehículos pesados horas después, sin embargo, vino el desgajamiento en la dirección a Monterrey a la altura del kilómetro 162 lo que llevó a un nuevo cierre, aunque rumbo a Nuevo Laredo, también se cerró.

 

Según Miguel Perales, subdirector de Protección Civil del Estado, las inundaciones se deben a escurrimientos que han llegado del Estado de Coahuila.

 

Protección Civil del municipio de Sabinas Hidalgo, unos 100 kilómetros al norte de Monterrey, informó que el Rio Salado (que nace en Coahuila y atraviesa Nuevo León hasta Tamaulipas) se encuentra crecido y el agua  alcanzó un metro arriba de la carpeta asfáltica de la carretera aunque descendió paulatinamente al paso del tiempo.

 

A su vez Protección Civil del estado de Coahuila, informó a la Policía Federal que presa La Fragua llega prácticamente a su máxima capacidad pero que no corre ningún riesgo debido a que el agua tiene un desfogue que comunica a varios municipios para salir hasta el Rio Bravo

rio-salado-1.jpg
 

En el municipio de Anáhuac, unos 200 kilómetros al norte de Monterrey, las autoridades municipales indicaron que no se registran afectaciones en el tramo Anáhuac-Lampazos  que estuvo obstruido por algunas horas pero luego el agua bajó de nivel.

 

El problema grave se registró en la Carretera Monterrey- Nuevo Laredo, en el kilómetro 162 en el poblado “La Gloria” donde se formaron largas filas de vehículos al cerrarse el paso por la inundación de la carpeta asfáltica.

 

Posteriormente Protección Civil de Sabinas comentó que los niveles de agua bajaron sobre la carpeta asfáltica pero la Policía Federal por precaución liberó solamente el paso a vehículos grandes como los tráileres y otros pesados.

 

Los cuerpos de auxilio recibieron reportes de inundaciones y cierre de las carreteras libre y de cuota a Nuevo Laredo.

 

Mientras tanto, Protección Civil de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas, así como de los municipios neoloneses de Sabinas Hidalgo, Anáhuac y Vallecillo, alertaron y están en alerta.

rio-salado-2.jpg