abc Radio


Ballena gris, grandeza natural de Baja California Sur

  • Sábado 9 de diciembre de 2017
  • en Sociedad

Luego de más de 40 años de interactuar con lancheros y turistas, la ballena gris de Laguna Ojo de Liebre está modificando su comportamiento haciéndose cada vez más amigable; tanto, que en ocasiones una sola lancha tiene a su alrededor hasta 12 animales, todos buscando ser tocados por los visitantes. Antes, había que navegar buen trecho para avistar a los cetáceos y de lejos; ahora es cosa de llegar al sitio donde se congregan para que los mismos animales se acerquen a las embarcaciones, jugando e interactuando con las personas, según dio a conocer Abel Morán, prestador de servicios en esa Área Natural Protegida de la Reserva de la Biosfera de Vizcaíno. Los que más interactúan son los ballenatos recién nacidos; las madres los observan a distancia.

Pero aunque este juego cautiva a los visitantes especialmente a los niños, tener tal cantidad de estos gigantescos animales juntos hace que se suba la adrenalina, aunque afortunadamente en estos 40 años solo se han registrado tres incidentes, ninguno de estos de gravedad y causados precisamente por la interacción de las ballenas que en ocasiones golpean de manera accidental la lancha, explicó Morán.

 

SIN PELIGRO

PARA VISITANTES

Abel Morán aclaró que no hay riesgo para los paseantes, primero porque las ballenas no son animales agresivos y segundo porque las embarcaciones cuentan con todas las medidas de seguridad y personal ampliamente capacitado para enfrentar situaciones de emergencia; todos los equipos son de modelo reciente, cuentan con radio comunicación, ubicación satelital y chalecos salvavidas, anotó.

Por otra parte, dio a conocer que esta semana ingresaron dos ballenas adultas de las conocidas como pilotos, las que entran a la laguna para “hacer limpieza” es decir, para sacar del sitio a orcas y tiburones; solo se han visto algunos ejemplares adentro de Ojo de Liebre, pero se sabe en las afueras de la boca ya hay una buena cantidad de ejemplares.

Los machos adultos que entran primero sacan de la laguna a los depredadores y una vez que el sitio ha quedado libre, entonces ingresa el resto de la manada.